«Antes todo el mundo quería retirarse y ahora ocurre todo lo contrario»

Ildefonso Lampreabe (65 años) Jefe de Nefrología de Cruces

C. BARREIROBILBAO.
Lampreabe trabaja en Cruces desde enero de 1972 ::
                             EL CORREO/
Lampreabe trabaja en Cruces desde enero de 1972 :: EL CORREO

Al doctor Ildefonso Lampreabe todavía le queda cuerda para rato. «Y eso que el próximo mes de septiembre cumplo 66 años», explica con una sonrisa. Jefe de servicio de Nefrología en el hospital de Cruces, el facultativo navarro es uno de los muchos profesionales que trabajará hasta los 70 años en la sanidad pública. «Por una parte estás deseando retirarte, pero es muy duro dejar una profesión a la que has dedicado tanto tiempo y esfuerzo, sobre todo cuando todavía te sientes capacitado para seguir haciendo cosas», admite. El doctor Lampreabe no ha tenido que solicitar la ampliación voluntaria de la edad de jubilación porque su plaza en Osakidetza está vinculada a su trabajo como profesor en la Facultad de Medicina y Odontología de la UPV, donde imparte clases desde 1978. «La verdad es que nunca me he planteado jubilarme antes de los 70 años. Eso sí, una vez que los cumpla me retiro del todo», asegura.

Autor de más de medio centenar de publicaciones en revistas nacionales e internacionales, el doctor Ildefonso Lampreabe reconoce que no todos los profesionales están capacitados para prolongar su vida laboral más allá de los 65 años, especialmente en la actividad quirúrgica. «En cualquier caso, es una decisión muy complicada. Tengo colegas que han trabajado en comunidades donde les han obligado a jubilarse y les ha costado mucho. Me imagino que es duro aceptar que de la noche al día ya no eres nadie. No te queda ni el correo electrónico», admite.

El especialista navarro -pasa consulta a diario, además de coordinar la unidad- no duda en señalar que uno de los motivos que llevan a los facultativos a continuar en activo es la parte económica, puesto que la pensión que se cobra por jubilación es muy inferior al sueldo medio de un médico en la red pública vasca. No obstante, Lampreabe reconoce que la situación ha cambiado en los últimos años. «Antes todo el mundo quería retirarse y ahora no quiere nadie», señala. En cuanto al relevo generacional, el médico navarro es de los que opinan que en su especialidad «no habrá problema». «El jefe tiene más experiencia en gestión, pero también tiene que saber delegar».