El polivalente centrocampista Antxon Muneta es el quinto fichaje del Mirandés

El bilbaíno, de 24 años, puede desenvolverse en ambas bandas, aunque donde más cómodo se encuentra es en la media punta

ÁNGEL GARRAZAMIRANDA DE EBRO.
Martins (izquierda) y Antxon Muneta visitaron ayer Anduva por primera vez como jugadores rojillos. ::
                             AVELINO GÓMEZ/
Martins (izquierda) y Antxon Muneta visitaron ayer Anduva por primera vez como jugadores rojillos. :: AVELINO GÓMEZ

El Mirandés desveló ayer el nombre del quinto refuerzo para esta temporada. Se trata de Antxon Muneta, un jugador de 24 años de edad, cumplidos hace escasamente un mes, que fue presentado como nuevo efectivo mirandesista tras cumplir su ciclo en el filial del Osasuna.

Nació en Bilbao, mide 1.68 y pesa 66 kilos. En su trayectoria deportiva aparece el Portugalete, donde jugó en Segunda B en la temporada 2005/06, de ahí pasó al Zalla en Tercera, al año siguiente retornó a la categoría de bronce al militar en el Barakaldo, hasta que recaló en la fábrica de Tajonar. En el segundo equipo osasunista ha jugado desde 2008 y ha firmado por el conjunto de Miranda por un año tras quedar desvinculado de la entidad pamplonica.

Es un centrocampista zurdo que puede desenvolverse por ambas bandas y en la media punta, el sitio en el que más cómodo se encuentra. «Como se suele decir yo juego donde me ponga el entrenador, pero si me dan a elegir disfruto más en la zona central, con más libertad para moverme y participar más en el juego. Pero sí que es verdad que por mi condición de zurdo he jugado bastante en la banda, tanto en una como en otra, y también aquí me encuentro a gusto», destacó.

En esta última temporada no ha intervenido todo lo que hubiese querido al tener que pasar por el quirófano, por lo que se toma su presencia en Miranda como un año para despegar también en el plano personal. «Son dos jugadores -él y Martins- importantes para nosotros; pensamos que suben el nivel de la plantilla», manifestó el secretario técnico Carlos Lasheras.

«Después de acabar mi etapa de filiales en la que que el objetivo individual que es dar el salto no se ha conseguido, llego ahora a un equipo con ganas de quedar lo más arriba posible y de luchar por objetivos deportivos muy ambiciosos. Es lo que espero esta temporada».

Esta semana se ha conocido el grupo en el que jugará la escuadra de Pouso, que ha sido calificado por todos como atractivo con la presencia de unos cuantos clubes candidatos a ocupar las primeras plazas. ¿Dónde puede estar el sitio del Mirandés? «Están los gallitos que todos sabemos que van a estar arriba, los Eibar, Real Unión, Alavés, Oviedo, pero yo vengo aquí con la intención de estar si no a su misma altura sí lo más cerca posible, sin descartar la posibilidad de quitar a esos equipos alguna plaza de 'play off'».

Antxon recalca que «el club (el Mirandés) está haciendo muchos esfuerzos para mejorar los resultados de la temporada pasada, que fue más o menos tranquila. Ahora se quiere dar un paso más y tirar para arriba».

La incorporación del bilbaíno viene a corroborar la tesis que mantienen los técnicos a la hora de fichar a futbolistas polivalentes. «Al ser una plantilla corta, con menos efectivos esta temporada, tendremos que encontrar jugadores que se puedan desenvolver en varios puestos. Y en esa idea vamos a seguir. Algunos futbolistas que continúan tienen esa polivalencia. Estamos satisfechos con el equipo que vamos formando», sostiene Lasheras.

Poco a poco se van sumando futbolistas, aunque faltan inquilinos para la portería. El Mirandés, a día de hoy, carece de guardametas. Al ser baja los tres que acabaron la pasada campaña todo hace indicar que el club ha cerrado ya la contratación de al menos uno, que será presentado en próximos días. Además será necesario incorporar otro más para completar el dúo de cancerberos que formarán parte de la plantilla 2010/11 a las órdenes del vizcaíno Carlos Pouso.

Seis incorporaciones más

En el área deportiva del club se admitió ayer que al margen de los dos porteros faltan por llegar otros tres jugadores de campo. «Nos faltarán cinco e incluso seis incorporaciones, tanto los dos porteros como otros tres o cuatro futbolistas». A estos hay que sumar los canteranos que comenzarán la pretemporada. «El entrenador será el que decida si están preparados para entrar en la plantilla o bien es necesario que vayan cedidos a otros clubes». Todo ello con la idea de «mejorar lo que se hizo la temporada pasada, sin renunciar a nada» aun sabiendo que hay equipos potentes cuyo objetivo pasa por ascender a Segunda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos