AC/DC dispondrá en San Mamés de un camerino «para fumadores» con 1.500 toallas

EL CORREOBILBAO.

El campo de San Mamés acogerá el lunes el último concierto de la gira 'Black Ice Tour' del grupo AC/DC. La actuación obligará a desplegar un dispositivo especial formado por más de 500 personas entre personal de seguridad, sanitarios, acomodadores y empleados de hostelería. Con el inicio del espectáculo concluirá el trabajo de los 200 operarios que durante diez días han montado toda la infraestructura del show, que incluye un escenario de 56 metros de ancho y 32 de fondo, con efectos pirotécnicos, proyecciones en pantallas gigantes y varios cañones similares a los que la banda ya trajo al Bizkaia Arena en su anterior visita a Bilbao. En total, 47 camiones repletos de material.

La actuación arrancará a las diez de la noche, aunque las puertas del campo se abrirán a las seis de la tarde para que los fans puedan disfrutar desde las 20.45 horas de la actuación de 'Los Perros del Boogie', el grupo telonero.

Los AC/DC ocuparán un solo camerino en el que, por petición de la banda, se podrá fumar. Allí tendrán a su disposición 1.500 toallas y diez líneas de teléfono y otras seis de ADSL. Su manager llegará al concierto desde California acompañado de los familiares de los músicos que, al finalizar el concierto, se unirán a ellos en una fiesta privada para celebrar el fin de la gira.