Estilo británico

KARMELO ERREKATXOCRÍTICA MUSICAL

La obertura Cockaigne, de carácter fuertemente inglés, fue prólogo adecuadísimo a una sesión idónea para apreciar el atractivo de la música británica, muy poco difundida en el continente europeo. Un violín de sonido cálido, tocado por una buena solista, Elissa Lee Koljonen, de arco ligero, excelente en la consecución de gradaciones de dinámica, expuso con carácter el atractivo, pero complejo concierto para violín de Walton, tan cargado de melodías extensas. Los asistentes a la sesión pidieron una 'propina' que no llegó. El concierto de Walton es casi extenuante.

Inspirada versión la regida por el británico James Judd para dejarse envolver por la hermosa armonía que preside la Sinfonía nº 5 de Vaughan Williams. La serenidad de todas las cuerdas en el Preludio, la melodiosa Romanza, casi un retrato de la campiña inglesa, y en general en toda la obra destacó la dulce sonoridad de la orquesta.

Fotos

Vídeos