Nuevo récord de población en Euskadi

El País Vasco, con 2.178.081 habitantes, es la comunidad donde más ha crecido la tasa de inmigración

M. JOSÉ TOMÉBILBAO.
Nuevo récord de población en Euskadi

Nuevo récord de población en Euskadi. Según los últimos datos del padrón, la comunidad autónoma ha ganado en el último año 5.886 habitantes, un crecimiento que en términos relativos supone un aumento del 0,3% respecto al ejercicio anterior. No es un incremento muy significativo pero valioso, ya que el despegue demográfico encadena así tres años consecutivos después de que Euskadi recuperarse en 2007 el techo alcanzado a comienzos de los 80 y que se derrumbó durante los años de la reconversión industrial.

A uno de enero de 2010, había censados en Euskadi un total de 2.178.061 habitantes, la cifra más alta de su historia. Otra conclusión relevante que se puede extraer de los datos hechos públicas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) es el cambio de tendencia en la llegada de inmigrantes, que se había ralentizado debido a la crisis. Euskadi es la comunidad autónoma donde este colectivo ha crecido más porcentualmente, en concreto un 4,8%, bastante superior a la media estatal, del 1,1%.

Con este incremento, el colectivo extranjero afincado en Euskadi, que suma 139.229 individuos, representa ya el 6,4% de la población, tres décimas más que el año pasado. En España, sin embargo, su peso específico es el doble: 12 de cada 100 habitantes son foráneos. Junto a Euskadi, las autonomías que han recibido a más ciudadanos extranjeros son Asturias (4,8%) y Extremadura (4,1%).

Goteo de otras autonomías

Precisamente, las regiones donde ha crecido la población foránea en mayor proporción coinciden con las que menos inmigrantes acogían en relación al conjunto del padrón. Por el contrario, comunidades con tasas de inmigración superiores a la media como la valenciana (17%) o La Rioja (14%) han visto decrecer la llegada de ciudadanos extranjeros. Todo apunta a que el proceso migratorio se ha reconducido como consecuencia del azote del paro: debido a la saturación de algunos mercados laborales, muchos extranjeros afincados ya en territorio español optan por a reubicarse en zonas con mayores perspectivas de encontrar un trabajo, como es el País Vasco. Este goteo, según vaticinan los expertos, provocará que Euskadi -donde la crisis en menos aguda que en otras comunidades- alcance en los próximos años una tasa de inmigración en torno al 10%, más próxima a la media española.

En el conjunto del Estado, resulta significativa la clara diferencia existente entre los perfiles de la población española y extranjera. Entre la autóctona, hay un claro dominio estadístico del grupo de 16 a 44 años (casi 20 millones de personas, el 42,6%), por delante del comprendido entre los 45 a 64 años (11,7 millones, el 24,9%). Entre los extranjeros, sin embargo, destaca su perfil laboral, con un mayoritario 62% de inmigrantes (3,5 millones) de entre 15 y 44 años.

La incorporación de Rumania a la UE de 27 miembros da un peso especial entre la población extranjera a los llegados de ese país del Este (829.715, un 4% más), seguido de Marruecos y Ecuador. Por detrás quedan el Reino Unido (387.226) y Alemania (195.579), países emisores de una 'inmigración turística' afincada en las islas y zonas costeras.