Igor Antón celebra su retorno

Segundo en Castilla y León tras ganar el viernes en el alto del Morredero, el de Galdakao muestra su ambición para el futuro

I. BARCIABILBAO.
Igor Antón, a la izquierda, comparte podio final con Alberto Contador y Ezequiel Mosquera. ::                             EFE/
Igor Antón, a la izquierda, comparte podio final con Alberto Contador y Ezequiel Mosquera. :: EFE

La de ayer fue una jornada para disfrutar. Camino de Santiago de Compostela, donde le esperaba el podio de la Vuelta a Castilla y León, Igor Antón tuvo tiempo para asimilar lo que había conseguido en las dos etapas anteriores, volver a sentirse un ciclista competitivo y ganador. «El objetivo número uno era vencer en una etapa y disputarla con gente como Mosquera, Mauricio Soler y Contador. La tenía marcada, buscaba desde hace tiempo esa victoria y lo pude llevar a cabo. Y encima con el premio del segundo puesto que he logrado en la general», explicó el ciclista del Euskaltel Euskadi al término de la competición.

No ha sido fácil volver al primer plano. Antón se dejó en el descenso del Cordal, camino del Angliru, en la Vuelta a España de 2008, mucho más que las heridas físicas. El de Galdakao quedó sumido en un bache anímico que le impidió brillar en 2009, y ha tenido que esperar hasta este mes de abril cuando ha vuelto a sentirse grande, a sentirse capaz de competir por todo y contra todos. Antón ya avisó en la Volta a Catalunya de su mejoría y lo confirmó en el Gran Premio de Primavera, donde fue segundo tras Samuel Sánchez. Y en Castilla y León, camino del alto del Morredero, Antón volvió a demostrar toda su clase de escalador ante rivales como Contador o Mosquera.

«Ves que todo el trabajo duro realizado en invierno va saliendo. El año pasado no fue mi mejor año y en este veo que voy progresando otra vez. Ahora, de este mes en adelante, intentaré aprovechar la forma y preparar la Vueltaa España, la carrera que más me ha dado, la que me dio la primera victoria. Voy a intentar coger ese golpe de pedal y hacer una buena Vuelta», avanzó el ciclista vizcaíno, quien coincidió en el podio con Contador, ganador de la prueba y a quien no considera imbatible.

«Le gané el otro día. Sabemos todos que si está al cien por cien no hay quién le gane en la montaña y que en la contrarreloj lo hace a las mil maravillas. Pero invencible no hay nadie. Todos somos de carne y hueso», remató un Antón renovado, con ganas de dar más alegrías a su equipo y a sus seguidores.

Contador, feliz

Otro que estaba encantado de cómo le habían ido las cosas en Castilla y León era Alberto Contador, quien eligió la prueba como preparación en su camino hacia su tercer Tour de Francia. «Los resultados me han acompañado desde la primera carrera de la temporada. Me he encontrado muy bien tanto en montaña como en contrarreloj. He estado siempre disputando y llevo ya unas cuantas victorias que dan tranquilidad para el resto del año y le vienen muy bien al equipo», reconoció.

La última etapa, con llegada en Santiago de Compostela, correspondió al portugués Sergio Ribeiro, que superó al ciclista del Footon Alberto Benítez y al aragonés Ángel Vicioso, con el Euskaltel Pablo Urtasun quinto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos