El refugio ideal para asmáticos y alérgicos

Los constructores no pasan por alto las ventajas sanitarias de habitar en una casa de madera. Al tratarse de un elemento transpirable, a diferencia» de otros materiales de construcción, garantiza una «excelente calidad del aire interior» en términos de humedad y temperatura. De ahí que estas edificaciones, subrayan los especialistas, mejoren «la calidad de vida de asmáticos y alérgicos», con ambientes «acogedores y calientes». Fernando Larraza asegura que Honka sólo utiliza como materia prima la madera de pino silvestre nórdico de alta resistencia. Son viviendas «estables» que no necesitan de ajustes posteriores y, «por tanto, susceptibles de ser revestidas de cualquier material natural, si el cliente o la normativa urbanística lo exige».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos