La crisis en Berango

KIRA FERNÁNDEZ MARCILLA. BERANGO-VIZCAYA

Hace tiempo el Ayuntamiento de Berango, con muy buen criterio en mi opinión, decidió comenzar una campaña de sensibilización ciudadana con el objetivo de que la población propietaria de perros se responsabilizara de su comportamiento. Para ello distribuyó en nuestras casas información sobre las zonas delimitadas para su esparcimiento, los lugares en los que deberían ir atados, colocó recipientes de recogida de excrementos y decidió distribuir bolsas para este último menester que cada propietario debía recoger en el Ayuntamiento o en las casas de cultura. Yo soy una de esas propietarias que se molestaba en ir a recoger las bolsas, hasta la última vez, en que se me informó de que a causa de la crisis ya no se distribuirían más. La verdad es que abandoné la casa de cultura algo perpleja, dispuesta a ingeniármelas, hasta que leo con estupor que los concejales de nuestro Ayuntamiento han decidido subirse los sueldos un 1,8%. Y es entonces cuando me pregunto sobre el precio de las susodichas bolsas, porque si no tenemos ni para esto, ¿realmente es apropiada una subida de sueldos de nuestros concejales? No sé, quizá, si me lo explican mejor, logre entenderlo.

Fotos

Vídeos