López valora los frutos de un viaje a Brasil «que ha sido empresarial»

Confebask anima al gabinete de Patxi López a incidir más en la promoción turística

MANU ALVAREZ ENVIADO ESPECIAL SAO PAULO
López valora los frutos de un viaje a Brasil «que ha sido empresarial»

El Gobierno autónomo considera que el viaje del lehendakari, Patxi López, a Brasil ha sido «un éxito», en especial por los numerosos contactos que han podido realizar los 150 directivos de compañías vascas que han participado en la misión comercial. Responsables del Departamento de Industria, que ha coordinado la agenda empresarial en Brasil, aseguraron ayer que «han sido cuatro días de intenso trabajo» que, a su juicio, «van a generar ahora nuevas tareas».

El viceconsejero de Innovación y Tecnología, Juan Goicolea, destacó el importante número de firmas que han acudido a Brasil en la gira encabezada por el lehendakari. «Un número que no ha sido tan elevado en otros viajes de este tipo realizados con anterioridad», señaló.

El jefe del Ejecutivo se vuelve con algunos logros de su estancia en el gigante latinoamericano. En la vertiente política, la entrevista con el presidente Lula ha colmado su expectativas, ya que el propio Patxi López ha señalado al dirigente brasileño como «el referente internacional» para la izquierda, «que es capaz de gobernar atendiendo al crecimiento de la economía y, al mismo tiempo, ayudar a las capas más desfavorecidas de la sociedad». En el capítulo económico y empresarial hay varios, y era esta faceta del viaje la que el lehendakari siempre ha identificado como prioritaria. «Este no es un viaje del Gobierno -ha repetido en numerosas ocasiones a lo largo de estos días en Brasil-, sino de las empresas vascas».

López ha tenido la oportunidad de mostrar ante las autoridades federales de Brasil y del Estado de Sao Paulo el respaldo institucional del Ejecutivo de Vitoria a algunas compañías de la comunidad, que tienen factorías en el país y que están interesadas en futuros contratos públicos. Es el caso de la guipuzcoana CAF, que aspira a incrementar sus ventas de trenes e incluso a participar en el proyecto de alta velocidad entre Río de Janeiro y Sao Paulo, y también el de la alavesa Aernnova, que no quiere perder la oportunidad de participar en la construcción del avión militar 'O390' que fabricará Embraer.

«Muchas posibilidades»

Pero, quizá, la reunión de la que el lehendakari se vuelve más satisfecho es el encuentro que mantuvo con Jorge Gerdau, el presidente de la compañía siderúrgica Gerdau, propietaria de la firma vasca Sidenor. El máximo responsable de la multinacional despejó las dudas que existían en el Ejecutivo vasco sobre el futuro de la empresa -que en la actualidad tiene aún algunas plantas paradas y otras con baja producción, además de haber atravesado un expediente de regulación-, garantizó nuevas inversiones para los próximos dos años por un importe de 55 millones de euros y anunció que no cerrará ninguna factoría y que todas estarán en activo cuando la demanda se recupere.

Por otra parte, el vicepresidente de Confebask y presidente de Aernnova, Ignacio López Gandásegui, que ha representado a la patronal vasca en este viaje, animó ayer al Ejecutivo de López a continuar con su apoyo a la industria pero también a «promocionar la vertiente turística de Euskadi, que tiene un gran atractivo y muchas posibilidades en el exterior». Gandásegui aseguró que habían sido los propios empresarios brasileños quienes habían sugerido este impulso al turismo en el País Vasco.