El presupuesto de La Alhóndiga salta por encima de los 70 millones de euros

La sociedad gestora reconoce un 6% de sobrecoste en las obras, que según las primeras estimaciones iban a costar unos 45 millones

TERESA ABAJO T.ABAJO@DIARIO-ELCORREO.COMBILBAO.
El presupuesto de La Alhóndiga salta por encima de los 70 millones de euros

¿Cuál es el precio de La Alhóndiga? La construcción del centro de ocio y cultura que abrirá sus puertas en mayo costará 69,4 millones de euros, a los que hay que sumar otros 5,5 en equipamiento, según los datos aportados ayer por la consejera delegada de la sociedad gestora, Marian Egaña. Son cifras que se ponen sobre la mesa en la recta final de las obras y que contrastan con las previsiones que se barajaban en 2005, cuando se firmó el contrato con Bilbao Ría 2000 para que asumiera la dirección de los trabajos. Entonces se estimaba un presupuesto de 45 millones de euros, sufragados por el Ayuntamiento con una aportación de 6 millones de la sociedad urbanística.

Esta es la suma que ha aparecido varias veces en los medios de comunicación -también cuando en enero de 2007 Philippe Starck presentó las líneas maestras de su proyecto- y en distintas páginas web. La cantidad real ha salido a la luz en la documentación que maneja Ría 2000, que esta semana celebra un consejo de administración. Egaña asegura que el cálculo anterior responde a una estimación y que los datos oficiales sólo se conocieron en julio de 2008, cuando se lanzó el último gran contrato, de acabados interiores. Entonces se fijó un importe global de 65,5 millones, que se ha incrementado un 6% debido a las complicaciones surgidas en las obras.

La responsable de la sociedad considera que el sobrecoste es «absolutamente normal» en una actuación de esta envergadura. La ubicación del edificio en pleno centro de la ciudad y la conservación de la fachada y la primera crujía -el inmueble, de Ricardo Bastida, fue declarado monumento en 1999- han complicado la construcción de un recinto de 43.000 metros cuadrados con múltiples actividades. La mediateca, el auditorio y las instalaciones deportivas tienen diferentes requerimientos técnicos, añade. «Una obra es un ser vivo y esta ha sido una sucesión de problemas, pero no se trata de un gasto desmesurado. Es imposible que salga menos», insiste tras mencionar centros como «el Euskalduna, el Kursaal o el Baluarte».

Modificación de contratos

El Ayuntamiento hace sus aportaciones a través de ampliaciones de capital de la sociedad gestora, que se constituyó en mayo de 2005. Para entonces ya se había construido el aparcamiento y se había rehabilitado la fachada. El reto era convertir el edificio en el complejo de ocio y cultura que necesita el distrito de Abando con un valor añadido para toda la ciudad. Para ello se contrató a Philippe Starck -sus honorarios, de tres millones de euros, corrieron a cargo del Ayuntamiento- como responsable del diseño interior.

La entidad pactó con el artista francés un presupuesto de 1.600 euros por metro cuadrado, según los datos facilitados por Egaña. En principio se pensó en una superficie de 30.000 metros cuadrados, aunque pronto se elevó a 40.000. El primer contrato, correspondiente a la estructura, se adjudicó en 2006. La obra se ha dividido en siete fases y la más costosa ha sido la de albañilería e instalaciones, que asciende a 28,7 millones. El resto de las partidas -asistencia técnica, proyectos y dirección de obra, rehabilitación de crujías, acabados y red multiservicio- engrosan una factura de 69,4 millones.

Los fondos se abonan a Ría 2000 mediante certificaciones de obra y la sociedad cobrará el 3% del total -dos millones- por la labor realizada. El año pasado fue el de mayor gasto -32 millones- y éste será el de los remates, algo que en este tipo de construcciones tampoco resulta sencillo. El director general de Ría 2000 ha aprobado en lo que va de año la modificación de dos contratos para revisar sus presupuestos al alza. El de las obras de acabados del centro, que se adjudicó por 18,8 millones a Dragados y Balzola, se ha elevado a 20,6. Y el de dirección de obra y asistencia técnica, encargado a la UTE Mecsa-Ove Arup por 1,1 millones, se ha ampliado tres veces desde 2007 hasta quedar en 2,3.

Fotos

Vídeos