El primer alcalde insumiso enjuiciado

Iñaki Nafarrate Nuevo diputado alavés de Administración Local

A. LORENTEVITORIA.

Ex alcalde de Aramaio (1995-2003), donde nació en 1951, ex parlamentario (1999-2001), ex director del Departamento de Equilibrio Territorial (2007-2010) y desde ayer, nuevo diputado de Administración Local de la Diputación de Álava. Iñaki Nafarrate ha sido en los casi tres años de la actual legislatura la 'mano derecha' de Alfredo de Miguel, a quien sustituye en el cargo después de que el 'número tres' del equipo de Xabier Agirre quedara imputado el pasado miércoles por los presuntos delitos de cohecho, blanqueo de capitales y uso de influencias.

De semblante serio y trabajador en la sombra, tiene un dilatado curriculum político labrado de la mano del PNV alavés. Aunque es un desconocido, copó los focos mediáticos a finales de la década de los años noventa por negarse a enviar al Ejército los datos de los jóvenes que debían ser reclutados para prestar el servicio militar en 1996. Corría abril de 1998. El juzgado de instrucción número 3 de Vitoria asumió, precisamente, las tesis de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Álava e impuso una sanción de dos años y una multa de 547.000 pesetas por la comisión de un delito de denegación de auxilio a la autoridad. Desde entonces, se convirtió en el primer «alcalde insumiso» enjuiciado y condenado en la provincia.

Le cayó la pena máxima. «Es injusto y fuerte. Personalmente, creo que se debe a fuertes presiones de Madrid», justificó entonces a este periódico antes de anunciar un recurso. Finalmente, todo quedó archivado, aunque el Ayuntamiento tuvo que pagar una multa, recordaron ayer fuentes próximas al ex primer edil de Aramaio.

¿Por qué Agirre ha optado por Nafarrate? «Es la persona adecuada para garantizar la línea de acción y continuidad en la gestión de un departamento que estaba siendo, sin ambages, francamente buena»; justificó el diputado general. Ex burukide, el nuevo responsable de este área foral era una de las piezas fundamentales del equipo de Alfredo de Miguel, quien tras llegar a la Diputación a mediados de 2007, se rodeó de destacados integrantes del ABB.

Hoy, por ejemplo, se encuentra de 'herriz herri', de pueblo en pueblo (jerga utilizada en su departamento), visitando las decenas de entidades locales que salpican el disperso territorio alavés. Le gusta el monte, la cocina y es un apasionado de la fotografía, hasta el punto de que ha ganado incluso varios certámenes. Con sólo un año por delante, llega con «ilusión» para intentar que «cada alavés tenga el mismo nivel de vida resida donde resida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos