Vecinos y alcalde de Errigoiti se cruzan denuncias por atropello y amenaza de muerte

I. A.ERRIGOITI.
Iñaki Madariaga./
Iñaki Madariaga.

El ambiente en Errigoiti está cada vez más tenso. El último capítulo del pulso que mantienen los integrantes de la plataforma ciudadana 'Arrieta-Errigoiti Garbi' y el alcalde de la localidad, Iñaki Madariaga, es un cruce de denuncias ante la Er-tzaintza por unos hechos que tuvieron lugar el pasado día 14 por la mañana. La versión de unos y otros sobre el incidente es bastante dispar.

Uno de los integrantes del colectivo vecinal acusa al primer edil de «atropellarle» con su vehículo cuando realizaban un acto de protesta al paso de la marcha cicloturista Bilbao-Bilbao por la BI-2121, mientras que el máximo mandatario le imputa a él y a cuatro personas más un «intento de atentado contra la autoridad, amenaza de muerte y daños en la propiedad».

Según los vecinos, el primer edil se personó en el lugar alrededor de las 10.15 horas y «sin bajar del vehículo, nos ordenó que quitáramos la pancarta». Al pedirle explicaciones nos respondió que porque lo manda él y que si no era por las buenas sería por las malas», detallan. A continuación, el máximo mandatario local desplazó su vehículo hacia adelante para girar después a la izquierda, mientras hablaba por el teléfono móvil «y me golpeó en la rodilla. Tuve que apoyarme en el coche para no caer al suelo», señaló el denunciante.

Una treintena de juicios

Iñaki Madariaga, por su parte, asegura que al reclamar a los miembros de la plataforma que retiraran el cartel, «por carecer de autorización», fue increpado con frases como «eres un fascista, te vamos a matar». Además, uno de los participantes en la protesta, «se abalanzó sobre mí con una estaca con la que golpeó la parte superior del coche». En opinión del primer edil, «la justicia pondrá a cada uno en su sitio. Acumulo 28 juicios contra mi persona, que he ganado. Por algo será», manifestó.