El fotógrafo Txelu Angoitia muestra en Zelaieta los efectos de la malaria en el Congo

MANUELA DÍAZAMOREBIETA.

Cada año mueren 14 millones de personas por enfermedades infecciosas como la malaria. El fotógrafo Txelu Angoitia (Durango, 1960) nos abre una ventana al «otro lado de la luna, la otra cara del sistema» y nos muestra en primera persona la gente que padece y combate esta enfermedad en el África subsahariana. 'Malaire. Viaje a Kinshasa' es el título de la exposición itinerante que se inaugró ayer en el centro Zelaieta de Amorebieta para mostrar los efectos socialesy económicos que la malaria tiene sobre la población.

La exposición, que forma parte de la campaña de sensibilización africano-europea 'Stop Malaria Now!', fue un encargo que la ONG Medicusmundi de Vizcaya hizo a Angoitia con el fin de sensibilizar a través de imágenes sobre la malaria, que afecta cada año a 250 millones de personas y es, a su vez, causa y efecto de pobreza.

Las 24 fotos a color que componen la muestra fueron tomadas durante más de dos semanas en los hospitales, escuelas y calles de Kinshasa, la capital del Congo. Pese a la crueldad de la enfermedad y a la pobreza que la rodea, Txelu Angoitia asegura que lo que más le impresionó fue «la dignidad y fortaleza con la que vive la gente, siempre con una sonrisa en la cara».

La exposición que fue imagen del Congreso Internacional sobre Malaria celebrado en noviembre en el Euskalduna, estará en Amorebieta hasta el 6 de abril. Luego, visitará Getxo, San Sebastián, Zaragoza y otros países europeos para recalar en Durango en octubre.

Fotos

Vídeos