El Gobierno dice que la ayuda busca la inserción laboral

EL CORREOBILBAO

El Departamento de Empleo y Asuntos Sociales insistió ayer en establecer una diferencia entre «las subvenciones desincentivadoras» de la búsqueda de empleo y «las que este Gobierno defiende», que estarían estrechamente vinculadas con la formación laboral y la búsqueda de empleo. «La renta de garantía de ingresos no es la simple percepción de un dinero para la supervivencia», indicó la consejería de Gemma Zabaleta. «Busca la autonomía económica de las personas como primer paso para su inclusión laboral y social -prosiguió-. De esa manera evitamos situaciones de permanencia prolongada en la prestación».

El Departamento de Empleo también salió al paso de las críticas del CES sobre los convenios de inclusión que deberán cumplir quienes cobren la renta básica y la intervención de Lanbide. Indicó que el futuro decreto de la renta de garantía de ingresos «no es el lugar adecuado para concretar ambas cuestiones», que serán abordadas en sendas normativas.

Del mismo modo, el Gobierno vasco recalcó que, cuando alguien solicite la renta básica y se analicen los bienes de su propiedad, la vivienda habitual, en el caso de que exista, «estará exenta de cualquier cómputo, salvo que tenga carácter excepcional». Según la consejería de Zabaleta, «el futuro decreto no denegará el acceso a la prestación a las personas que dispongan de una vivienda distinta a la habitual, pero no esté a su disposición: herencias compartidas, divorciados que han salido del piso conyugal».

El Ejecutivo autónomo subraya, por último, que el proyecto de decreto todavía debe pasar por la comisión jurídica asesora, un trámite que no le planteó problemas cuando se elaboró la norma de la prestación de vivienda.