Los partidos prometen apoyar en el Parlamento cántabro una salida a los derribos

J. G.BILBAO.

Todos los partidos políticos con representación en el Parlamento cántabro (PRC, PSE y PP) garantizaron ayer a las 650 familias afectadas por sentencias de derribo en Cantabria -en su mayoría, vizcaínas- que apoyarán una ley que permita solucionar el drama que padecen desde hace más de quince años. Antonio Vilela, el presidente de la Asociación de Maltratados por la Administración (AMA), así lo dio a conocer al término de la reunión que el colectivo mantuvo con el presidente de la Cámara legislativa de la región vecina y con los portavoces de las tres formaciones.

Vilela se mostró «satisfecho» por el resultado del encuentro. La aprobación de una norma con rango de ley sería vital para la suerte de las viviendas que están sentenciadas a demolición, ya que el plan elaborado por el Gobierno cántabro para tratar de salvar unas 440 casas se topó hace dos semanas con el rechazo de los jueces. El hecho de que una iniciativa similar tuviera un respaldo legislativo posibilitaría salvar el veto judicial.

'Tren de los inocentes'

Las familias afectadas participarán el próximo sábado en una nueva protesta para exigir que se acabe con «la terrible injusticia que padecemos». Como en años anteriores, el colectivo fletará un tren que partirá de la localidad de Gama a las 10.00 horas y llegará unos 60 minutos después a Santander. Desde la estación de la capital, los viajeros del 'tren de los inocentes' -así se llama la movilización- partirán hacia el Parlamento y la sede del Ejecutivo regional. «Es un momento decisivo y hay que salir a la calle», animó Vilela.