El alcalde de Castro ingresa en el penal de El Dueso

El juez acusa a Fernando Muguruza de destruir pruebas sobre presuntas irregularidades urbanísticas

JOSÉ DOMÍNGUEZCASTRO.
El vehículo que traslada al edil accede a la prisión. ::                             RAFA SÁNCHEZ/
El vehículo que traslada al edil accede a la prisión. :: RAFA SÁNCHEZ

Tras varias detenciones y peticiones de encarcelamiento, el alcalde de Castro Urdiales entró ayer definitivamente en prisión. El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de la localidad ordenó el encierro preventivo, comunicado y sin fianza de Fernando Muguruza al encontrar indicios de que estaba destruyendo pruebas en torno a la investigación de las irregularidades detectadas en varias promociones de viviendas de La Loma y Santullán. El magistrado también considera en su auto de detención que el regidor estaba incumpliendo la medida cautelar adoptada en octubre por la que se le habían retirado las competencias de Urbanismo y Contratación.

Muguruza fue apresado en torno a las 15.00 horas. La Guardia Civil esperó a que saliera del Consistorio y se encaminase hacia su casa. Fuentes consultadas por este periódico aseguraron que los responsables petinenciarios le han ubicado en el módulo 3, uno de los más tranquilos del penal de El Dueso, en Santoña. El tiempo de reclusión del alcalde es una incógnita, ya que la prisión preventiva contempla un plazo legal máximo de dos años, aunque su defensa ya anunció ayer que hoy mismo presentará a la Audiencia Provincial de Cantabria un recurso de apelación contra el auto por considerarlo «desmesurado, exagerado y contrario a derecho». En opinión de los letrados, no concurren requisitos para decretar este ingreso en la cárcel al no existir riesgo de fuga y garantizar que Muguruza no ha seguido desempeñando las funciones de Urbanismo.

La decisión del juez de meter a Muguruza entre rejas se venía barruntando desde hace tiempo. No lo consideró necesario cuando la acusación particular solicitó su ingreso en prisión en octubre. Entonces se conformó con quitarle las competencias en Urbanismo y Contratación, pero guardaba un as en la manga: los recursos presentados por los letrados de la Junta de Santullán y los vecinos de La Loma, que ayer le permitieron dictar el auto de encarcelamiento.

A estos documentos se ha agarrado tras varios meses de intentos frustrados de obtener información en el Ayuntamiento. Un trimestre en el que le ha sido muy complicado profundizar en la investigación ante la falta de documentos y las trabas encontradas en la institución local. «Muguruza estaba utilizando el Consistorio para armar su defensa legal y entorpecer cualquier avance legal», subrayaron los promotores de las denuncias.

Expedientes incompletos

Con todo, hace unos días el juez obtenía el informe pericial de las irregularidades cometidas por el Ayuntamiento en La Loma. El escrito confirma que los expedientes examinados «están incompletos, desordenados, la mayoría de los folios son simples fotocopias y ha sido muy complicado el análisis de los mismos». Pero, por encima de todo, deja claro que los vecinos de La Loma carecen de servicios y de un abastecimiento de agua en condiciones. «El proyecto de urbanización no cumple con la conexión a los sistemas generales», subraya.

Los interrogatorios realizados en los últimos días a varios funcionarios le acabaron de convencer. Según los representantes legales de la acusación, éstos habrían reconocido que el alcalde, aunque hubiese delegado la concejalía en Rufino Díaz Helguera, seguía tratando temas urbanísticos. Por si fuera poco, Muguruza apoyaba ayer con su voto el recurso presentado por la unión temporal de empresas Geaser-Ascán, que no había logrado en diciembre la adjudicación del servicio de limpieza viaria y de recogida de basuras, el mayor contrato del Ayuntamiento.

La detención de Fernando Muguruza precipitará el movimiento de los grupos políticos municipales en busca de una solución a la crisis política que soporta el Ayuntamiento donde, además del alcalde, hay otros siete ediles inmersos en varias causas judiciales. En ello confía el portavoz local del PRC, Javier Virto, que ya ha mostrado en reiteradas ocasiones su apoyo al PSE y al PP en una posible moción de censura, «sea quien sea alcalde». Los populares, sin embargo, insistían ayer antes de la detención en reclamar la vara de regidor para dar ese paso.

La ciudadanía, por su parte, también empezó a movilizarse. Decenas de personas se concentraban en la plaza del Ayuntamiento a última hora de la tarde para protestar por la detención del alcalde, entre ellos su esposa, Cristina Puente, quien aseguró que su marido se encuentra «muy tranquilo» y reiteró su inocencia. «Ya se verá», dijo.