Piden responsabilidades por los vertidos tóxicos en un solar de La Arena

MAITANE BASTIDAZIERBENA.
Terrenos del antiguo camping de la playa de La Arena. ::
                             J. ALEMANY/
Terrenos del antiguo camping de la playa de La Arena. :: J. ALEMANY

La polémica persigue al proyecto residencial previsto en los terrenos del antiguo camping de La Arena. El portavoz del grupo Zierbena Beti, Eloy Tajada, solicitó ayer al Gobierno vasco la apertura de un expediente de responsabilidad ambiental contra las sociedades anónimas IRU-BAT y Ondarra, encargadas de los rellenos ejecutados en la zona en 2004 y en los que fueron detectados residuos tóxicos y peligrosos, como arsénico y cadmio.

Basándose en los informes recabados por la asociación ecologista Lur Maitea, que denunció los hechos hace seis años, Zierbena Beti exige la paralización de todos los trámites administrativos necesarios para que arranque la promoción, que incluye 64 pisos y 39 viviendas adosadas, nuevos viales y jardines. Además, reclama el vallado de los terrenos por motivos de seguridad.

Pese a todo, el Ayuntamiento de Zierbena aprobó en enero el proyecto de urbanización de la zona, lo que supone el espaldarazo definitivo para la operación que, al parecer, arrancará en breve. Fuentes de Alcaldía restaron importancia a las denuncias de los ecologistas y la oposición y aseguraron que, según un informe realizado por Labein, los residuos detectados en el solar del camping no representan un riesgo para la salud humana. Los técnicos concluyen que los niveles de metales pesados hallados no sobrepasaban los índices de toxicología admitidos por la legislación y que, por lo tanto, su presencia no es peligrosa. El documento descarta, además, la necesidad de adoptar medidas para su eliminación.

No obstante, queda restringido el uso de los acuíferos que surcan los terrenos y la cota de construcción se elevará a un metro para soterrar las tierras contaminadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos