'El club de la lucha' tendrá segunda parte

Brad Pitt y Edward Norton, en una escena de 'El club de la lucha'. / Archivo/
Brad Pitt y Edward Norton, en una escena de 'El club de la lucha'. / Archivo

Chuck Palahniuk anuncia la continuación en formato de novela gráfica de su obra más exitosa

JAVIER BRAGADOMADRID

Chuck Palahniuk trabajaba como mecánico de camiones cuando 'El club de la lucha' le resucitó para las letras. Él, que se había licenciado en periodismo en la Universidad de Oregón, debió esperar a que su pequeña obra le catapultara al estrellato a sus 33 años. Aquella pieza nihilista y perturbadora recogía el espíritu de las nuevas generaciones pre-11 de septiembre con una narrativa lanzada con dardos.

Desde entonces Palahniuk pudo dedicarse a la literatura y multiplicó sus obras junto al éxito de algunas adaptaciones cinematográficas que le elevaron a la fama. Ahora, 20 años después, el escritor de Washington ha decidido recuperar su obra primigenia. «Mi editor podría permitirme lanzarlo a principios de 2015», avanzó en su anuncio en internet.

La noticia de la secuela se conoció durante la Comic-Con de San Diego, así como el nuevo formato narrativo con el que experimentará. «He hablado con algunos creativos de Marvel, DC y Dark Horse. No hemos empezado a cortejar a una editorial específica. No hasta que forjar la historia completa», reveló Palahniuk ante a las ávidas compañías en busca de un filón de oro de uno de los autores con una legión de fieles seguidores.

«Es probable que sea una serie de libros que actualizan la historia diez años después del aparente fin de Tyler Durden. Hoy en día, Tyler cuenta la historia, está al acecho dentro de Jack y listo para poner en marcha una reaparición. Jack no se da cuenta. Marla se aburre. Su matrimonio ha encallado en el aburrimiento suburbano de mediana edad. Es sólo cuando su niño desaparece, secuestrado por Tyler, cuando Jack se arrastra de vuelta al mundo de Mayhem», reveló en internet el autor sobre su continuación que mantendrá su estilo habitual: «Será, por supuesto, algo oscuro y desordenado».