Los rebeldes toman la capital de la República Centroafricana

El presidente huye del país hacia territorio de la República Democrática del Congo

AGENCIASBANGUI
Milicianos de la coalición insurgente Séléka. / Foto: Sia Kambou (Afp) | Vídeo: Atlas/
Milicianos de la coalición insurgente Séléka. / Foto: Sia Kambou (Afp) | Vídeo: Atlas

Michel Djotodia, líder de la coalición rebelde Séléka, se ha proclamado nuevo presidente de la República Centroafricana, tras la toma de la capital, Bangui, por parte de las fuerzas rebeldes y la huida del hasta ahora jefe del Estado, François Bozizé, a la vecina República Democrática del Congo. En una declaración realizada en un hotel de lujo en la capital centroafricana, Djotodia ha anunciado también la instauración del toque de queda en todo el territorio nacional.

Asimismo, el nuevo presidente ha manifestado su intención de mantener como primer ministro al abogado Nicolas Tiangaye, quien cuenta con el visto bueno de la oposición política y la rebelión armada, y que fue nombrado el pasado día 17 de enero como resultado de los acuerdos firmados en Gabón entre el Ejecutivo de Bangui y la Séléka.

Djotodia, que fue nombrado viceprimer ministro para Defensa Nacional merced a esos tratados, ejerció de jefe de la delegación rebelde desplazada a Libreville a principios de año. Antiguo funcionario del Ministerio centroafricano de Asuntos Exteriores, Djotodia cuenta con un largo pasado como rebelde y es un desconocido para la mayor parte de sus compatriotas. El cabecilla y fundador de la rebelión de la Unión de Fuerzas Democráticas por la Unidad consiguió unificar las distintas rebeliones del país en una coalición (Séléka) y comenzar las hostilidades contra el Gobierno de Bozizé el pasado diciembre.

Djotodia sucede así a Bozizé después de que éste tomara el poder también a través de un golpe de Estado en marzo de 2003, exactamente hace ahora diez años. Tras la toma hoy de Bangui por parte de los milicianos de la Séléka, Bozizé ha buscado refugio en la localidad noroccidental congoleña de Zongo, adonde ya ha llegado su familia.

Hollande manda más tropas

Ante esta situación, Francia ha pedido una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU. Por el momento, París no ha solicitado la evacuación de los aproximadamente 1.200 franceses que residen en la República Centroafricana, pero les ha pedido que se mantengan en sus domicilios para evitar problemas.

Además el presidente Hollande ha anunciado el envío de nuevos refuerzos militares a Bangui para garantizar, "de ser necesario", la seguridad de los ciudadanos franceses. Hollande no ha precisado cuántos soldados exactamente formarán parte de esta nueva misión de apoyo. Por otra parte, ha hecho un "llamamiento a la calma a todas las partes" implicadas en el conflicto y ha solicitado que "los grupos armados respeten a la población civil". Francia tenía en el país 250 militares a los que había sumado en las últimas horas 150 efectivos más para garantizar el control del aeropuerto de Bangui, según reveló el sábado una fuente diplomática francesa.

El presidente francés ha mantenido también una conversación con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y con su homólogo chadiano, Idriss Deby, también presidente del Comunidad Económica de Estados de Africa Central, sobre la evolución de la situación en la RCA. Asimismo, ha expresado por teléfono sus condolencias el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, por las bajas sufridas entre las filas del Ejército sudáfricano en los combates en la RCA. Ambos han solicitado que se respeten los Acuerdos de Libreville, firmados el 11 de enero de 2012.

Los españoles en República Centroafricana "están todos bien"

Mientras tanto, fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España han confirmado que los españoles residentes en la República Centroafricana se encuentran bien.

"Estamos haciendo un seguimiento constante de la situación y mantenemos un contacto continuo con la colonia española y están todos bien", ha asegurado la fuente diplomática.