Fallece repentinamente un jugador del Cajasol Juvasa

Rafa Coronado, de 23 años, ha muerto esta madrugada de forma repentina en su domicilio

LUIS F. GAGOSEVILLA

El voleibol está de luto tras la muerte durante la madrugada del viernes al sábado de Rafa Coronado Roldán, natural de la localidad sevillana de Dos Hermanas, y jugador del Cajasol Juvasa de la Superliga masculina. El joven nazareno falleció de manera repentina mientras descansaba en casa de sus padres sin que de momento hayan trascendido los motivos de su defunción.

Coronado, que en junio iba a cumplir los 23 años, siempre ha sido un amante de este deporte al que se dedicaba semiprofesionalmente y desde pequeño quiso jugar en esta disciplina, por lo que hace cuatro temporadas accedió a las categorías inferiores del Cajasol-Esquimo. Incluso logró participar en algunos partidos con la primera plantilla de la entidad cajista. En la actual campaña compaginaba sus dos grandes pasiones: el voleibol y la arquitectura. Esta última la ejercía como estudiante en la Universidad de Sevilla desde hacía tres cursos.

Desde el club de San Pablo no se ha querido dar información más detallada sobre lo sucedido, por petición expresa de la familia, según ha querido dejar claro un portavoz del ente deportivo. Rafa jugaba de receptor y se inició en el voleibol en su colegio, en el Cervantes, donde era profesor el actual presidente del club, Antonio Marín. En el partido de este sábado, que iba a enfrentar al Cajasol Juvasa y el CAI Teruel en las semifinales de la Superliga masculina, se ha guardado un minuto de silencio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos