Rajoy asegura que los papeles de Bárcenas «son falsos, salvo alguna cosa»

Rajoy, junto a Merkel en Berlín. / Fabrizio Bensch (Reuters) | Atlas/
Rajoy, junto a Merkel en Berlín. / Fabrizio Bensch (Reuters) | Atlas

El presidente del Gobierno reitera, ante Angela Merkel, que todas los pagos que se le imputan en la presunta contabilidad B de Bárcenas "son falsos, salvo alguna cosa"

ANTONIO MONTILLABERLÍN

Con concisión, brevedad y sin aportar ningún dato nuevo. Así ha respondido Mariano Rajoy a las preguntas que le han formulado en la rueda de prensa conjunta que ha ofrecido con Angela Merkel, tras la XXIV Cumbre Bilateral Hispano Alemana que se ha celebrado en Berlín. Rajoy ha asegurado que no se siente "tocado" por el escándalo de la supuesta contabilidad B del PP y ha rechazado con rotundidad que piense dimitir, tal y como le exigió el domingo Alfredo Pérez Rubalcaba.

El presidente español, que ha dado alguna muestra de nerviosismo nada más comenzar la rueda de prensa pero que se ha serenado durante la misma, ha apostillado en relación a la petición del líder del PSOE "que las opiniones son libres, hasta ahí podíamos llegar". Ha abundado que, tal y como dijo el sábado ante el comité ejecutivo extraordinario del PP, que "todas las cosas que se me imputan son falsas" y ha insistido en que mantiene intacta "sus ganas, fuerza, coraje y determinación para superar la situación económica más difícil que ha vivido España en los 30 años". Por si quedaba alguna duda, ha acentuado que el gobierno del PP es muy estable gracias a la mayoría parlamentaria que ostenta. "Y seguiremos adelante hasta lograr conseguir que España salga de la crisis y que se cree empleo".

Rajoy tampoco ha desvelado si el PP se querellará contra el extesorero, Luis Bárcenas, que esta mañana ha negado la veracidad de los documentos que publica el diario 'El País'. "Es una decisión que estudia nuestra asesoría jurídica", se ha limitado a comentar.

Por lo demás, el jefe del Ejecutivo se enroca en negar la mayor. "Todo lo que se ha publicado sobre mí y sobre mis compañeros de partido es absolutamente falso, salvo alguna cosa", en alusión a los pagos reconocidos, por ejemplo, por el presidente del Senado, Pío García Escudero.

A Angela Merkel, que se ha reunido en siete ocasiones con Mariano Rajoy desde que llegó a la Moncloa en diciembre de 2011, también le han preguntado por la corrupción en España. La canciller, ejerciendo de verdadera 'dama de hierro' y de amiga de Rajoy, ni siquiera ha mencionado en su respuesta la palabra corrupción. Se ha limitado a negar que hayan hablado de estos problemas, Además, ha mostrado su total confianza en el actual Gobierno de España y en su política de reformas y ajustes, para reducir el déficit público.

El mal trago de la prensa

Mariano Rajoy busca en Alemania un compromiso con Angela Merkel para que la Unión Europea concenda a España una partida presupuestaria extraordinaria para combatir el desempleo juvenil. Moncloa confía en que este nuevo logro económico aplaque la polémica sobre la supuesta financiación ilegal del PP.

El panorama, sin embargo, no es muy halagüeño. Los principales periódicos de Alemania abordaron durante el fin de semana el escándalo de la cuenta B de Luis Bárcenas de manera profusa y Rajoy podrá leer esta mañana en tres rotativos berlineses la complicada rueda de prensa que le espera esta tarde, cuando responda por primera vez a la prensa sobre si recibió o no dinero negro, tal y como se recoge en los supuestos papeles de Bárcenas.

Los periódicos 'Berliner Zeintung', 'Berliner Morgenpost' y 'Die Welt' llevan, en portada o en páginas interiores, el devenir de la polémica. "Un escándalo pone a Rajoy contra las cuerdas y pone en peligro la cumbre hispano alemana", asegura 'Berliner Morgenpost'. 'Berliner Zeintung' se muestra menos agresivo: "El presidente español se defiende contra la sospecha de dinero negro". Y 'Die Welt', de tirada nacional, expone: "Corrupción, Rajoy tiene que explicar la credibilidad del PP".

El equipo de asesores del jefe del Ejecutivo ha optado porque sea ante Merkel la primera vez que Rajoy se enfrente a los periodistas. Lo pudo hacer el sábado, tras el comité ejecutivo.

La XXIV Cumbre Hispano Alemana cuenta, además, con la presencia de cuatro ministros españoles: Luis de Guindos, José Manuel García Margallo, José Manuel Soria y Fátima Báñez. La que no ha viajado es Ana Mato, también inmersa en una controversia relacionada, no con las cuentas B de Bárcenas, sino con el presunto pago de viajes y fiestas familiares por parte de la trama Gürtel.