Educación fijará todo el temario de las materias comunes

La medida afecta a las materias de Matemáticas, Lengua, Historia o Geografía y abre un nuevo frente con Cataluña

DAVID VALERAMADRID
Wert, en la reunión de esta mañana. / Efe/
Wert, en la reunión de esta mañana. / Efe

El Gobierno fijará el cien por cien de los contenidos de las materias comunes, es decir, Matemáticas, Lengua, Geografía o Historia. Esta decisión supone un cambio fundamental respecto a la primera propuesta del Ministerio de Educación. En ella contemplaba aumentar diez puntos los contenidos comunes de estas asignaturas hasta el 65% para las comunidades autónomas con lengua cooficial y el 75% para el resto.

Este cambio supone que un alumno de Cataluña estudiará los mismos contenidos de Historia que otro estudiante de Andalucía o cualquier otra región de España.

La intención del ministerio abre otro frente en la ya deteriorada relación con Cataluña, que volvió a evidenciarse este miércoles con la ausencia del secretario general de política universitaria, Antoni Castellá, a la Conferencia General sobre la educación superior en protesta por lo que consideran un "ataque" al catalán al modificar su modelo lingüístico y reforzar el castellano. Esta ausencia se une a la espantada de ayer de la consejera de Educación, Irene Rigau, del Consejo Interterritorial.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, valoró "negativamente" este nuevo plantón e insistió en que la reforma educativa no ataca al catalán. "No responde a la verdad el decir que el documento impide el modelo de la enseñanza de inmersión lingüística", aseguró. Sin embargo, insistió en que lo único que hace el texto es darle "rango legal" a las distintas sentencias judiciales contrarias a algunos aspectos de la legislación catalana sobre la lengua.

Acceso a la Universidad

El debate sobre el modelo lingüístico dejó en un segundo plano la Conferencia de Política Universitaria en la que se discutió sobre el nuevo sistema de acceso a las universidades tras la desaparición de la selectividad y el mayor peso de las facultades a la hora de seleccionar a su alumnado. El Anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad de la Enseñanza elimina la Prueba de Acceso a la Universidad (selectividad) y se sustituye por un examen final del Bachillerato. Esa reválida tendrá un valor del 40% mientras que la media de los dos cursos de Bachillerato significará un 60%.

El objetivo del Ejecutivo es que esta nota sea uno de los requisitos a tener en cuenta por las Universidades para elegir a los alumnos. Sin embargo, los centros tendrá la posibilidad de realizar pruebas complementarias, como por ejemplo, entrevistas. La oposición critica esta medida por el riesgo de segregar a los alumnos en función de aspectos arbitrarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos