Multada la madre soltera que robó en un supermercado

Un juzgado le ha condenado a pagar 90 euros y a indemnizar con 241,4 euros por una falta de hurto

EUROPA PRESSBARCELONA

El Juzgado 5 de Vilafranca del Penedés ha condenado a noventa euros de multa y a una indemnización de 241,4 euros por una falta de hurto a la activista y madre soltera que este lunes robó un carro cargado de comida en un supermercado de la localidad arropada por miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

"Los hechos no son una falta de hurto. La sentencia no lo razona y no da ninguna explicación. La recurriremos porque no ha habido ninguna infracción penal", ha asegurado su abogado, Jose Ángel Gallegos. Según ha explicado, los miembros de la PAH decidieron ayer que ayudarían a Marian F.G., de 28 años sin trabajo ni subsidio y con tres hijos, a pagar la multa de 90 euros impuesta y la indemnización de 241,4, que es el valor de los productos sustraídos en el supermercado, y que son las mismas cantidades que había pedido el juez.

Durante el juicio rápido que se celebró ayer en Vilafranca, la activista alegó que robó el carro "para subsistir", que no abonó la factura porque no podía pagarla, pero que se ofreció para compensarlo con su trabajo pero no quisieron escucharla.

El lunes, sobre las 14.00 horas, acompañada por veinte activistas de la PAH del Alt Penedès, hizo una compra y, al llegar a la caja, entregó una tarjeta de crédito sin fondo, con lo que la dependienta le exigió que pagara, lo que desoyeron, y empezaron a poner la comida en bolsas "entre muchos gritos", explicó durante el juicio una cajera del establecimiento. "Lo hice por necesidad propia, porque mi economía está muy mal. Estoy a punto de ser embargada por el banco y ya no tenía recursos. Y la PAH Alt Penedès y Garraf me dieron apoyo. Después los alimentos los repartimos entre cuatro familias: yo y tres más", explicó ayer a los medios antes de declarar ante el juez.