Amparo Cuevas, una vida de luces y sombras

Aseguró que se le había aparecido la Virgen, lo que ha provocado durante más de 30 años muchas críticas que persisten tras su muerte

LUIS RABOSOMADRID
Amparo Cuevas, la 'vidente' a la que supuestamente se le apareció la Virgen en Prado Nuevo. / Efe/
Amparo Cuevas, la 'vidente' a la que supuestamente se le apareció la Virgen en Prado Nuevo. / Efe

Treinta y un años marcados por la polémica y no parece ser este el fin. La muerte de la supuesta vidente Amparo Cuevas el fin de semana pasado no ha pasado desapercibida. En los últimos días, fieles y detractores se han enzarzado -de nuevo- en agrias discusiones sobre la veracidad de las apariciones de la Virgen que Cuevas confesó ver en hasta 376 ocasiones.

Según Amparo Cuevas, el 14 de junio de 1981 fue la primera vez que se manifestó la Virgen ante sus ojos. Han sido más de tres décadas de devoción, peregrinaje y sobre todo controversias. La finca de Prado Nuevo en El Escorial (Madrid) ha sido cada primer sábado de mes el escenario de reunión para los fieles que venían a escuchar las palabras de la 'vidente' pero, ¿seguirá siendo esto así tras su fallecimiento?

La Asociación Fieles Reparadores de Nuestra Señora de los Dolores, que se gestó tras estas apariciones, cuenta con más de 132 propiedades. Han sido mucho los que la han tachado de secta. Uno de ellos es Juan Carlos Bueno que creó la Asociación de Afectados por las Falsas Apariciones en El Escorial. De hecho Bueno llevó a los tribunales a Amparo Cuevas y a diez de sus fieles en el año 2008. La denuncia apuntaba que el entramado de empresas y fundaciones surgido tras la formación de la asociación de la 'vidente' servía para desviar las donaciones recibidas a otros objetivos ajenos a los que oficialmente declaraban. Además esta asociación ha afirmado que los ancianos y los jóvenes están contra su voluntad en Prado Nuevo.

Centenares de personas quisieron dar el último adiós a Amparo Cuevas el pasado domingo. La recién estrenada iglesia de Prado Nuevo fue -como era de esperar- el lugar donde fue enterrada. La familia de la 'vidente' realizó los trámites administrativos oportunos para que pudiese recibir sepultura en privado en la citada finca.

Uno de las aspectos más criticados por los fieles de Amparo Cuevas fue la presencia del presidente de la Asociación contra las Apariciones, Juan Carlos Bueno. Y es que la misma mañana del funeral presentó una denuncia para impedir que el cuerpo de la vidente fuese enterrado en Prado Nuevo, algo que, según han dicho, es ilegal al tratarse de un espacio medioambientalmente protegido. Además ha criticado la construcción ilegal de la nueva capilla que ha contado con el beneplácito del arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos