Un hombre con orden de alejamiento mata a puñaladas a su expareja en plena calle de Málaga

El supuesto agresor ha sido detenido poco después por la Policía tras ser retenido e increpado por varios vecinos

JUAN CANOMÁLAGA
Agentes de la Policía Local en el lugar de los hechos. / Foto: Salvador Salas | Vídeo: Rossel Aparicio y Pedro J. Quero/
Agentes de la Policía Local en el lugar de los hechos. / Foto: Salvador Salas | Vídeo: Rossel Aparicio y Pedro J. Quero

La mujer de 37 años que ha muerto este martes en la ciudad de Málaga, presuntamente, a manos de su expareja, sobre el que pesaba una orden de alejamiento, había solicitado el servicio de teleasistencia móvil para víctimas de violencia de género, que, sin embargo, le había sido denegado por considerar que el nivel de riesgo era bajo, según ha señalado la directora del Area de Igualdad de Oportunidades de la Mujer del Ayuntamiento malagueño, Gemma del Corral.

Del Corral ha informado de que la petición de este servicio es gestionada por los ayuntamientos en virtud de un convenio de colaboración con el Imserso y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Sin embargo, ha precisado que es una comisión de seguimiento, dependiente de estas dos últimas entidades, la que decide si este recurso se concede o no, basándose en la valoración de riesgo.

Así, esta mujer, que estaba en trámites de separación de su expareja y que había sido atendida por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), según Del Corral, acudió al Ayuntamiento malagueño para solicitar la teleasistencia móvil, ya que cumplía con el requisito exigido: tener en vigor una orden de protección. La petición se tramitó el 22 de julio de 2010, recibiendo la denegación el 4 de agosto.

El servicio de teleasistencia móvil, dirigido a las víctimas de violencia de género que tengan una orden de protección y no convivan con la persona que las ha sometido a maltrato, se basa en la utilización de un teléfono móvil que, ante situaciones de emergencia o para asesorarse e informarse, permite a estas mujeres en situación de riesgo entrar en contacto con un centro atendido por personal especializado, sólo con apretar un botón y en la modalidad de manos libres.

Sobre el presunto agresor, de 41 años, y que ya ha sido detenido, pesaba una orden de alejamiento. Ambos son de nacionalidad española y tenían un hijo en común. El hombre abordó a la víctima después de que esta dejara a su hija de cinco años en el colegio.

El supuesto llevaba varios días rondando la zona donde vivía la víctima pese a que tenía una orden de alejamiento, según han afirmado testigos presenciales. Uno de los vecinos, Inocencio Romero, ha explicado que el supuesto asesino llevaba un cuchillo y un hacha y que al ser retenido por varios vecinos no ha opuesto resistencia y se ha quedado "bloqueado". De hecho, fue acorralado por un barredenro y otros dos jóvenes que estaban en la zona.

Las fuentes han añadido que la mujer actualmente tenía otra pareja pero que en el momento de los hechos no estaba en la zona y que desconocen dónde puede estar en estos momentos. La autoridad judicial ha autorizado el levantamiento del cadáver y los servicios funerarios han trasladado el cuerpo al Instituto Anatómico Forense para que varios peritos realicen en las próximas horas la autopsia.

El suceso ha ocurrido sobre las 09.30 horas en la calle Caballero Platir, en la zona Miraflores en la barriada malagueña de El Palo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos