Piden dos años de sanción para el equipo de Astillero por negarse a realizar un control antidopaje

Remeros y entrenador no quisieron que se les tomara declaración tras la regata de Hondarribia sobre el consumo de medicamentos

EFE BILBAO

Los hechos se remontan al 24 de septiembre de 2005, cuando el Gobierno Vasco efectuó tras una regata en Hondarribia (Guipúzcoa) un control antidopaje a todos los remeros que habían pedido autorización para el uso terapéutico de medicamentos, concretamente a 25 remeros de seis clubes, todos los cuales accedieron salvo los 14 de Astillero. El control no consistió en la recogida de muestras, sino en la toma de declaración a los deportistas, y, según dijo en su día la consejera vasca de Cultura, los 14 remeros de Astillero "mantuvieron una actitud hostil, no facilitando la colaboración solicitada y negándose a someterse al control con la actitud obstruccionista y no colaboradora del entrenador", José Manuel de Francisco.

Este control se llevó a cabo porque, días antes de esa regata, el Juez Único de la Asociación de Clubes de Traineras (ACT) informó al Gobierno Vasco de que el Club Astillero había solicitado autorizaciones de uso terapéutico de glucocorticoides para dieciséis remeros, "aquejados supuestamente de los mismos problemas de salud".

Según consta en la propuesta de sanción comunicada hoy, una vez que se comunicó al entrenador de Astillero que el control no era una toma de muestras sino un interrogatorio, éste "no solo presionó e incitó a los remeros a no someterse al control, sino que fue el instigador y la persona que arengó a los remeros de la SDR Astillero a negarse a realizar el control de dopaje".

El interrogatorio a los remeros del club cántabro quedó suspendido cuando las personas que practicaban la diligencia del control establecieron que resultaba "manifiestamente imposible continuar con los controles con un mínimo de garantías, ya que se habían quebrado todas las condiciones necesarias para la práctica de dicha prueba".

Tras rechazar las alegaciones presentadas en fase de instrucción por los imputados, la juez instructora propone multas de 6.010,13 euros y dos años de suspensión a catorce remeros de Astillero y la misma suspensión de dos años y una multa de 15.000 euros a Jose Manuel de Francisco, entrenador de Astillero. Contra esta propuesta de resolución, los imputados pueden presentar alegaciones en el plazo de quince días.