El Lagun Aro espera no dejarse impresionar por el ambiente del Bizkaia Arena

Marko Banic asegura que la nueva instalación "parece un pabellón de la NBA"

EFE BARAKALDO

La plantilla del Lagun Aro Bilbao espera no dejarse impresionar el domingo por el ambiente previsto en el Bizkaia Arena, pabellón con capacidad para 12.000 espectadores al que se ha trasladado el equipo para recibir al Tau Cerámica en el choque que cerrará la primera vuelta de la Liga ACB. Hasta entonces, los de Txus Vidorreta realizarán seis entrenamientos, el último una sesión de tiro la misma mañana del partido, algo que también está previsto que haga el equipo vitoriano. La plantilla, que hoy ha entrenado allí , estaba verdaderamente impresionada de la instalación mientras la pisaba por primera vez.

"Es enorme, con toda la afición ahí tiene que ser impresionante", dijo Frederic Weis, quien ha adelantado que "con 12.000 aficionados animando sería impresionante, pero si se quedan todos callados sería complicado". En cuanto a la trascendencia del choque, ha avanzado que tienen que plantearlo "como uno más". "Si nos ponemos más presión de la que tenemos será complicado", comentó el pívot francés, que espera "el apoyo de todo el mundo" que acuda al partido.

El alero Pedja Savovic, que podría reaparecer el domingo tras casi dos meses lesionado, no cree que "la presión vaya a afectar" a cómo vayan a jugar él y sus compañeros. "Vamos a afrontar este partido como profesionales. Seguro que va a ser un ambiente impresionante, pero más duro será para ellos", adelantó.

"Un pabellón de la NBA"

Uno de los más impactados era el joven Marko Banic, a quien, además de "algo impresionante", la nueva instalación le "parece un pabellón de la NBA". A pesar de lo novedoso del escenario, el pívot croata ha recordado que será "un partido como todos". Al capitán Javi Salgado, que "ya había visto" el pabellón "cuando solo estaban las gradas", la nueva instalación le "impresiona un poquito". "Cuando esté lleno de aficionados va a ser impresionante", se imaginó. El jugador es consiente de que como "se está montando mucho revuelo y mucha expectación con este partido", sería "una inyección de moral y de ilusión para a la afición" ganar al Tau.

El pívot estadounidense Richard Scott, por su parte, cree que será "muy bueno" para su equipo "jugar en un pabellón tan grande", al que ve "un poco frío, pero muy bonito". "Es bueno para nosotros, es bueno para el club y es bueno para Bilbao", considera el norteamericano.