Ibarretxe se muestra "convencido" de que Batasuna participará en las elecciones de 2007

El lehendakari fecha su consulta popular "antes de 2009" y dice que tendrá que ser aprobada en las tres provincias vascas

VASCO PRESS VITORIA

Ibarretxe ha apuntado, sin embargo, que el "desafío" de la formación ilegalizada debe ser cumplir con lo dicho en Anoeta de sacar el conflicto de las calles. "Ese es un objetivo importante y aún no ha desarrollado, así es dónde tiene Batasuna su desafío", ha declarado. En la misma línea, ha señalado que corresponde a ETA dar "el paso definitivo y abandonar de una vez y para siempre la violencia y la extorsión".

El lehendakari ha rechazado, por su parte, plantear el acercamiento de presos por parte del Gobierno central como una contrapartida a la tregua de ETA. En su opinión, el Ejecutivo socialista debe desarrollar una política penitenciaria "acorde con los derechos humanos en cualquier escenario" y ha dicho que desde Lakua van a "reivindicar permanentemente" esto.

De cara a la búsqueda de un nuevo marco político, el lehendakari ha reiterado la vigencia del Plan Ibarretxe y ha dicho que "sería curioso que quien ha ganado las elecciones tuviera que prescindir de sus ideas". En cualquier caso, y como ya ha defendido el PNV, ha asegurado que la propuesta política que se acuerde para el futuro "tendrá que tener siempre un consenso superior a las leyes básicas por las que ahora nos regimos: la Constitución y el Estatuto".

Ibarretxe ha indicado que esta propuesta deberá ser aprobada en las tres provincias vascas, como también "cuando se haga", en una consulta en Navarra. Respecto a la consulta en Euskadi, se ha fijado como "compromiso" realizarla antes de 2009 y ha confiado en poder hacerlo. "Yo espero que sí. Y tenemos que trabajar para que la consulta sea posible, ése es mi compromiso", ha afirmado.

Pacto con el PSE

El lehendakari se ha felicitado por el pacto presupuestario firmado con el PSE-EE, indicando que prefería quedarse con "la parte buena", como es la capacidad de alcanzar acuerdos. "Eso tiene un valor en sí mismo que no se puede negar y además nos predispone a un camino de diálogo y consenso que es en el que tenemos que enfocar la legislatura", ha manifestado.

Por otra parte, el jefe del Gobierno vasco ha criticado a la Administración española por "no aceptar" el Concierto Económico. En referencia a las discrepancias ocurridas con el Impuesto de Sociedades vasco, Ibarretxe ha dicho que "lo que realmente importa no es si las diputaciones no se ponen de acuerdo en el 32,4%, 32,5%, 32,6% ó en el 32,7%, sino en por qué las instituciones del Estado español no aceptan el Concierto Económico".