El PSE cree que hay "expectativas exageradas" sobre la nueva Mesa Nacional de Batasuna

José Antonio Pastor recomienda no echar "las campanas al vuelo" sobre la posibilidad de que pidan el día 21 a ETA el fin de la violencia

EUROPA PRESS BILBAO

Pastor ha manifestado que "es muy difícil establecer dosis de confianza" sobre lo que hará la formación abertzale ese día. "Ellos dieron un paso importante en Anoeta, pero, evidentemente, no suficiente. Y yo no me atrevería a decir qué van a decir el día 21", añadió.

Tras recordar que "se han levantado muchas expectativas, probablemente exageradas respecto a lo que van a anunciar el día 21", llamó a la "prudencia". "No es la primera vez que se han frustrado expectativas que parecían serias y se ha generado frustración en la sociedad", añadió. Para el dirigente socialista, "hay que mantener una cierta prudencia en estos casos y hacer las valoraciones una vez que se produzcan los hechos".

"Y, hoy por hoy, no me atrevería a decir que fueran a decir algo importante y trascendental. Ojalá fuera así e hicieran el anuncio que todos estamos esperando de exigir a ETA el cese definitivo de la violencia porque eso abriría muchos caminos en el País Vasco y despertaría muchas expectativas, pero yo no echaría, ni mucho menos, las campanas al vuelo", indicó.

'Año de la paz'

Para el dirigente socialista, "todo apunta" a que este año "se puede dar la paz", pero advirtió de que "el camino está lleno de dificultades, inconvenientes y trampas". "Ojalá se cumpla ese deseo que han manifestado Patxi López y José Luis Rodríguez Zapatero de que este año 2006 sea definitivamente el año de la paz", añadió.

No obstante, precisó que, hoy por hoy, es más un deseo de buena voluntad que algo asentado sobre bases firmes, pero hay señales inequívocas de que podemos empezar a estar en el bueno camino". "Hace falta que, quien ahora tiene la responsabilidad en su mano, que es ETA y es Batasuna, haga la parte del trabajo que le corresponda", apuntó.

José Antonio Pastor ha dicho que "los partidos políticos tienen que seguir haciendo su trabajo, eso sí, poniendo las condiciones para que ese escenario se pueda dar, pero, en ningún caso, se puede paralizar la actividad política ni las iniciativas de cada grupo, esperando un futurible que no depende, en este caso, de nosotros, sino del mundo de ETA", concluyó.