El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 12 / 18 || Mañana 13 / 18 |
más información sobre el tiempo

Por las mugas de Tontorramendi

El modesto cordal que se desgaja de la sierra de Arno hacia el Cantábrico separa Ondarroa y Mutriku
25.07.12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Tontorramendi (386 m.)
Tontorramendi (386 m.)
El cordal de Tontorramendi es una modesta sucesión de lomas en las que se alternan pinares y prados que se desgaja hacia el norte de la más amplia sierra de Arno y muere en las mismas aguas del Cantábrico. No alcanza los cuatrocientos metros de altitud, pero son suficientes para separar Ondarroa de Mutriku y para marcar una evidente divisoria natural entre Vizcaya y Guipúzcoa.
La ruta habitual de ascensión hasta Tontorramendi parte de Ondarroa y recorre el vía crucis de la ermita de Santikurutz, templo por cuyo centro mismo pasa la muga provincial y con unas vistas privilegiadas del puerto pesquero. Menos habitual es la ascensión por la vertiente guipuzcoana, donde el macizo se muestra más ondulado y los caseríos salpican sus laderas.
La excursión propuesta parte del barrio de San Jerónimo (Mutriku), al que le da nombre la ermita que se alza junto a la carretera. Antes de Saturraran, es el último auzoa camino de Ondarroa y ha sido casi absorbido por el cercano polígono industrial de Mijoa. Pasada la ermita (desde Ondarroa), a unos cien metros, una pista se aleja de la carretera y llega a un arroyo. Tras cruzarlo hay que tomar el vial de la derecha, que inmediatamente comienza a ganar altura sobre el barranco del arroyo Aldabe (dcha.). Cuando el arbolado lo permite, al otro lado de la vaguada se divisa perfectamente el cordal cimero con sus características antenas y la ermita de Santikurutz.
La pista deja atrás varios caseríos y explotaciones ganaderas y alcanza las alturas del macizo, donde empieza a llanear. Hemos llegado al amplio collado de Elordi. En él, nuesta referencia debe ser una cruz de señales de la GR-121 (Gipuzkoako Bira) (0h.55'). Allí mismo abandonamos el cemento y seguimos (dcha) una pista que se adentra en el pinar y llega a una primera trifurcación. Obviando la señalada con las marcas de GR, cogemos la de la izquierda, aunque por poco tiempo, ya que enseguida tomaremos otro desvío a la derecha. Este vial será ya definitivo.
Transitaremos por él, en medio del pinar y cerca de la divisoria, repleta de puestos de caza, antes de dibujar una amplia curva que nos llevará hasta la misma cumbre (1h.15'). Coronada por un vértice geodésico y un buzón-torre del grupo Aurrerako Mendizaleak, los pinos prácticamente impiden las vistas.
El descenso lo completaremos por la otra vertiente del barranco de Aldabe, lo que nos permitirá, de paso, visitar la ermita de Santikurutz, referencia obligada en toda ascensión a Tontorramendi. Continuamos para ello por el camino que discurre por el cordal mismo, pasa junto a las dos antenas repetidoras, cruza la pista de servicio de la segunda de ellas y desciende al collado que hay cerca del eremitorio (1h.25'). Tras la visita obligada al templo para disfrutar de sus vistas, volvemos al collado, cruzamos su compuerta y descendemos en amplios zigzags por el praderío hasta las inmediaciones del caserío Doiztu Goikoa. Desde allí, la pista de cemento nos llevará sin pérdida en un rápido descenso hasta el polígono industrial de Mijoa, próximo al barrio de San Bartolomé (2h.15').
En Tuenti
canal

Horarios de programas y películas de todas las cadenas

Guía TV

canal

Sudoku. Cada día una tabla con diferente dificultad

Pasatiempos

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.