El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 14 / 17 || Mañana 14 / 20 |
más información sobre el tiempo

PLANES

Los vecinos de Oion celebran todos los años su desanexión de Laguardia en el siglo XVII con el peculiar baile de este juglar
05.10.09 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Katxi (Oion). El revolcón del Katxi
El Katxi se da un revolcón junto al Ayuntamiento de Oion./ Jesús Andrade
Durante todo el año es Juanjo, un joven de Oion que como muchos de sus convecinos trabaja en las ricas y abundantes viñas de la Rioja Alavesa. Pero cuando llegan las fiestas, las cosas cambian. Entonces, Juanjo Andollo ya no es uno más, se reencarna en el Katxi. Cada 21 y 22 de enero, vestido de juglar con el inconfundible traje de fieltro rojiverde, el gorro cónico y una piel de zorro protagoniza la secular tradición de rodar por el suelo mientras la bandera de la villa flamea sobre él, al son de una habanera. Es el revolcón del Katxi, en honor de los patronos San Vicente y San Anastasio.
No se sabe muy bien de dónde viene una costumbre que se remonta hasta 1676, aunque los lugareños creen que surgió como una reivindicación de su propia identidad tras la desanexión de la cercana Laguardia, allá por 1633. En cualquier caso, hoy el Katxi es un personaje tan importante para Oion como Celedón puede serlo para Vitoria; y en las fiestas de agosto (más populares porque hace menos frío que en las patronales) un muñeco baja desde el campanario de Santa María de la Asunción. Una práctica reciente más relacionada con el marketing que con la tradición.
‘La Giralda’
La iglesia parroquial es uno de los principales reclamos turísticos de la localidad. Su torre barroca, conocida como ‘la Giralda’ por la figura de una hilandera con su rueca que hay en la veleta que la corona, está considerada como la más esbelta de toda la comarca. Y por mucho que recuerden en ella que de pan no sólo vive el hombre, hablar de la Rioja Alavesa es hacerlo de gastronomía. En Oion podrá disfrutar de unas magníficas sopas de ajo, patatas con chorizo y de sus excelentes vinos: Ondalan, Faustino, Coto, Valpiedra.... .
Con las fuerzas renovadas, una buena idea es acercarse hasta Labranza, que junto a Barriobusto completan la junta administrativa de Oion, para observar su muralla de sabor medieval. La villa tiene varias torres cúbicas, unas 15 en sus mejores tiempos, que defendían un casco urbano ovalado de 116 metros de largo por 80 de ancho. En sus calles restauradas viven un centenar de los 3.000 habitantes del municipio.
Muy cerca queda el barranco de Dueñas y el pinar carrasco del mismo nombre. Pero si lo que le apetece es dar un paseo, aproveche alguna de las numerosas rutas señalizadas. El viejo sendero entre Oion y Assa, por ejemplo, sigue el trazado del antiguo camino de Santiago; la cercana Sierra Cantabria brinda increíbles vistas desde el ‘Portal de La Rioja’ y las rutas del Vino y del Pescado desde Oion a Otxandio o a Vitoria le llevarán por toda la provincia. Eso sí, necesitará unos días.
La encarnación de un pueblo

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.