El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 14 / 17 || Mañana 14 / 20 |
más información sobre el tiempo

planes

El acuario con mayor número de especies en España permite a los asistentes acariciar a algunas de ellas
10.03.11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Acuario de Gijón: El océano en tus manos
A pesar de su corta edad, el Acuario de Gijón se sitúa entre los mejores de Europa. Lleva abierto apenas cinco años, pero ya ha conseguido ser el primero de España en número de especies, con un total de 500 y más de 5.000 ejemplares procedentes de todo el planeta. En un recorrido de unas dos horas, podemos hacer un fascinante viaje por los mares, observar las infinitas formas de vida que, desde mucho antes de que el hombre habitase la Tierra, se desarrollan en los fondos marinos e, incluso, colarnos en ese misterioso mundo acuático acariciando pececillos, caracolas y estrellas de mar.
Situado en un antiguo edificio de Astilleros del Cantábrico, las instalaciones se encuentran en uno de los rincones más bellos de Gijón, la playa de Poniente, un balcón abierto al mar desde donde se divisa el puerto deportivo y pesquero y el casco antiguo de la ciudad. Una vez dentro, la aventura arranca en los ríos cantábricos. Una exquisita recreación de la montaña asturiana nos conduce, entre cuevas y pasadizos, por un cauce fluvial en el que habitan anfibios, nutrias, truchas, salmones y temibles lampreas.
De ahí, pasamos a una de las mayores atracciones del parque, la zona ‘Toca-toca’, donde es imprescindible remangarse bien y dejarse llevar por el sentido del tacto. A continuación, observamos los armoniosos movimientos de pulpos, medusas y crustáceos, hasta llegar al oceanario, un tanque de un millón de litros de agua que acoge más 50 especies distintas que conviven, como buenos vecinos, en paz y armonía.
Tiburones toro, musolas, congrios, morenas, tortugas verde y boba, rayas pastinacas y el feo pez guitarra, conocido como el extraterrestre del mar, nadan a su aire por este océano en miniatura. Hay que estar muy atento para que no se nos escape el huidizo tiburón nodriza, aunque a buen seguro saldrá de su escondrijo cuando los buzos den de comer a los peces, un espectáculo que vuelve locos a los más pequeños.
De casa y cocina
Surcaremos también lejanos lugares, como el Cabo de Hornos, para ver a los pingüinos con su brillante esmoquin y sus torpes andares, antes de darnos un baño en las cálidas aguas del Índico y el Pacífico, donde podremos contemplar el baile de peces payaso o caballitos de mar entre preciosos corales, o zambullirnos en la vida del Atlántico subtropical, donde habita el venenoso pez escorpión. Otra de las peculiaridades de este acuario es la cría de esas especies que tantas y tantas veces hemos comprado en el mercado, tras ser capturadas en alta mar, pero que en escasas ocasiones hemos visto vivitas y coleando. Sardinas, rapes y merluzas cuentan en Gijón con un espacio propio bien merecido por ser parte fundamental de nuestra dieta.
Curiosamente, este tipo de peces, apreciados por su valor culinario, son muy difíciles de criar en cautividad. Próximamente, se incorporarán nuevos ejemplares de calamares, percebes, anchoas y cangrejos de río asturianos.
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.