El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 10 / 12 || Mañana 8 / 12 |
más información sobre el tiempo

salir en tiempos de crisis

Numerosos bares ponen en marcha rutas de poteo con atractivos y económicos precios
13.03.12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Contra el recorte, pintxo-pote
Tobar Tavern, en Vitoria.
Parafraseando al protagonista de ‘Pagafantas’, de Borja Cobeaga, podríamos concluir que ‘los jueves son los nuevos viernes’; y es que el cuarto día de la semana, por la tarde noche, ya planean sobre nuestras cabezas los dos ansiados días libres del fin de semana y solo nos queda un suspiro para alcanzarlos. Quizá por eso, y para darle todo el protagonismo a ese día tan esperado, en 2003 nació en Vitoria el pintxo-pote. Fue el primer jueves de mayo. El plan era perfecto para todos: pintxo y pote por solo un euro. Ventajas para hosteleros y clientes que acogieron tan bien la iniciativa que en 2004 se extendía a la calle Gorbea, donde diez nuevos locales se unieron a la iniciativa incluyendo una tapa con cada consumición.
Hoy en día, Vitoria cuenta con más de 20 rutas en marcha por toda la ciudad: la ruta de Gorbea, la de Lakua, la de Judimendi, la de la Virgen Blanca, la de Salburua, Zabalgana... Así, todos los jueves del año, desde las 19.00 a las 23.00, podemos disfrutar de un vino (que suele ser de la Rioja Alavesa) y de pintxos de todo tipo y color a un euro; salvo la ruta del centro, que cuesta 2 euros. Sería imposible nombrarlos a todos, pero además de muchos bares de barrio con interesantes propuestas, destaca el pintxo-pote del Toloño, el Café Dublín, la Malquerida o el bar Virgen Blanca. Ya en Gorbea, también hay que pasarse por el Batela, Tobas Tavern, el Saburdi o el Usokari.
Los vitorianos han sido pioneros en esta propuesta que cada día se afianza más en la capital verde. Lugareños y extranjeros están encantados con las rutas que, en tiempos de crisis, vienen muy bien para el bolsillo de los clientes y de los hosteleros. El éxito ha sido tan grande que la fórmula no ha tardado en extenderse. Primero se ha ampliado en días: los miércoles se puede disfrutar de la ‘Ruta de San Martín’ y los sábados de la de ‘la Cuchi’. Y en segundo lugar, se ha extendido a más localidades. Una de las más instauradas es la organizada en Llodio, que comenzó hace un año en el barrio de Ugarte y en el centro del pueblo y cuenta cada vez con más adeptos.
Bizkaia
Pero no solo por Álava, la cosa iba tan bien que la idea ha saltado a otras provincias. En Guipúzcoa por ejemplo, la parte Vieja Donostiarra o Gros ya se han sumado a lo que algunos llaman ahora el poteo ‘anti crisis’; y le han seguido muchas localidades de la provincia como Zumaia o Pasaia.
Bizkaia tampoco se ha quedado atrás. En Basauri, por ejemplo, los hosteleros de Kalero (trece bares en total) proponen diferentes ofertas de pintxo y trago por 1,5 euros. Además, premian a los clientes con viajes al Caribe o Eurodisney, cenas, circuitos termales y botellas de vino. Otros seis bares situados en la calle Lehendakari Aguirre de la misma localidad completan la ruta.
Por su parte, en Arrigorriaga, una decena de establecimientos del centro (de la zona de Severo Ochoa y el Ayuntamiento) ofrecen todos los jueves una especialidad culinaria y una copa de crianza, un zurito, un mosto o similares por el módico precio de un euro. Y también hay incentivos adicionales para irse de poteo la víspera de los viernes: sortean botellas de vino, viajes a bodegas con catas incluidas y, cada mes o mes y medio, cada establecimiento rifa entradas para ver al Athletic, al Bilbao Basket o para el teatro, entre otras cosas.
En Bilbao, en mayo de 2011 se puso en marcha una iniciativa similar al pintxo-pote que se denominó ‘Jueves de Ronda’, en referencia a la emblemática calle del Casco Viejo. Por 2,20 euros se podía disfrutar de los pintxos y las consumiciones de 20 establecimientos (entre ellos, bares de referencia como el Irrintzi o el Kasko). Aunque a día de hoy no sigue vigente como tal, la asociación de comerciantes de la zona está estudiando retomarla, debido al éxito que la fórmula está teniendo en otros lugares. De momento, se puede encontrar iniciativas del estilo en algunos bares del centro y también en barrios de la Villa como Zurbaran y, en breve, en Txurdinaga, que acaba de anunciar que pondrá en marcha el pintxo-pote por la zona en pocas semanas. Habrá que estar atento.
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.