Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Ocio

MÚSICA clásica

Lo que son las cosas: de una violinista y un viola nació este pianista reflexivo y concienzudo
09.10.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Jonathan Biss (pianista). Ingeniería genética
A simple vista, parece un chico neoyorquino típico: sanote, con afición por los yogures y complejos vitaminados. Creció en la región del Medio Oeste pero ahora no concibe la vida sin la Gran Manzana. Allí se da largos paseos por Central Park, con deportivas y la primera camiseta que pilla en el armario. No para quieto. Se llama Jonathan Biss, tiene 28 años y de casta le viene al galgo. Nieto de Raya Garbousova (a quien Samuel Barber dedicó su concierto para violonchelo), sus padres son una violinista y un viola. Y como siempre conviene llevar la contrario en algo, Jonathan toca el piano.
No lo hace nada mal. Podrán comprobarlo en el concierto que va a ofrecer con la BOS, bajo la batuta de Yaron Traub (Tel Aviv, 1964), director artístico y titular de la Orquesta de Valencia. Jonathan y Yaron tienen mucho en común: un espíritu analítico agudísimo y un legado familiar que pesa mucho. No olvidemos que Yaron es hijo de Chaim Traub, antiguo primer violín de la Filarmónica de Israel... Para ambos, la música no se diferencia nada de un buen desayuno: lo pide el cuerpo, alegra el día y se hace casi sin pensar. Cómo será que Jonathan pensaba de niño que «los sonidos eran un medio de comunicación más perfecto que las palabras».
Sin embargo, el muchacho ha salido con pico de oro, que bien se puede pasar dos horas hablando sobre «las angustias existenciales de Schumann» o «el anhelo de eternidad de cualquier artista». Es concienzudo hasta decir basta, y esto le vendrá de perlas porque interpretará el Concierto para piano y orquesta nº 27, de Mozart (1756-1791), una obra jovial y dicharachera que exige muchísima precisión para no salirse de madre. Como colofón, el programa incluirá la Sinfonía Doméstica, de Strauss (1864-1949), así que, ya verán, se irán a casa con una sonrisa que les va a durar hasta la mañana siguiente. Que disfruten.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Eventos   Bares   Restaurantes  

canal

Horarios de programas y películas de todas las cadenas

Guía TV

canal

Sudoku. Cada día una tabla con diferente dificultad

Pasatiempos

Chat

Entra y charla con la comunidad

¿Te apetece hablar? ¿Quieres hacer amigos? Participa en los chats de elcorreodigital.com

Información útil

Vocento
SarenetRSS