Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cine

CINE

Protagoniza 'No me pidas que te bese porque te besaré', una comedia acerca del amor y las lecciones inesperadas
02.10.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Eloy Azorín. «El director es el último que se entera»
Tras haber pasado por dramas históricos como ‘Juana la loca’ o ‘Los Borgia’ y bélicos como ‘Guerreros’, Eloy Azorín (Madrid, 1977) protagoniza ‘No me pidas que te bese porque te besaré’, una comedia que supone el debut en la dirección de Albert Espinosa, guionista de ‘Planta cuarta’. Aquí, el niño de ‘Todo sobre mi madre’ interpreta a un joven que no está seguro de querer o no a su pareja y, mientras lo decide, se apunta a un cursillo de guitarra para chicos con minusvalías mentales.
-¿Tenías ganas de que hacer comedia?
-Sí, junto con el terror, es uno de los géneros que más me pone. Si comparas esto con ‘Guerreros’, no tiene color: la concentración, la expresión... puedes improvisar, te puedes reír... Convives mejor con el personaje porque sus dramas son menores.
-¿Te une algo con el protagonista?
-El personaje de Albert tiene un problema con su chica, no sabe si la quiere o no, y en ese aspecto me he identificado con él en un par de ocasiones. Tiene otras caras que yo no tengo, por ejemplo que no sabe distinguir los sabores.
-Aprendiste a tocar la guitarra.
-Sí, estuvimos dale que te pego, pero como el personaje se supone que ni siquiera llega a aprender a tocar bien, me permitía ciertas licencias por si acaso fallaba.
-¿Se trabaja mejor con el director como compañero de reparto?
-Sí, hay más cercanía. Tienes a un tío que está implicado en el rodaje al cien por cien. Albert era director, guionista y co-prota, con lo cual tenías al compañero y a la persona que te da las frases todo el rato contigo y eso está muy bien porque normalmente los directores en la película son los últimos en enterarse de todo. Hay un equipo para que el director se centro sólo de lo que tiene que rodar. Aquí para cualquier sugerencia o cambio de frase le tenías al lado.
-¿Todos somos especiales o existen las personas grises?
-Supongo que las hay, pero en el fondo de una persona siempre hay un talento por descubrir. Tengo una colega de Asturias que siempre me llama pensando que lo que sucede en Madrid es acojonante, para que le cuente cosas, como si mi vida fuera una fiesta. Yo le digo que lo que sucede es que todos tenemos algo especial y que a veces lo que influye es la manera que cada uno tiene de contar las cosas.
El Oscar de Halle Berry
-¿Qué son las ‘reglas amarillas’?
-El director ha escrito un libro llamado ‘Mundo amarillo’ y me pidió que escribiera el prólogo. Para Albert, el amarillo es un grado que se encuentra entre el amigo y la pareja. A partir de ahí él puso una serie de reglas para acercarnos un poco más a su universo, como que el setenta o el ochenta por ciento de la película se desarrolle en zonas verdes, que haya luz de sol, que los personajes no lleven gafas... Cada mañana nos repartía unos sobres de colores (el mío era amarillo) y nos daba una frase relacionada con la secuencia que teníamos que rodar. Tenía su coña.
-¿Crees que el truco que los chicos enseñan al protagonista funciona?
-Sí, ellos le enseñan la manera de saber si quiere o no a su pareja y creo que sí funciona, pero para saberlo hay que ver la película. No es el secreto de ‘El sexto sentido’, pero no lo voy a desvelar.
-¿El club que se monta el protagonista con los chicos se parece al de los poetas muertos?
-Sí, es una alternativa. Es otra de las cosas que me unen con Albert; el día que le conocí en el casting nos pusimos a hablar de las pajas. Yo puedo hablar de pajas, de cine y de series de televisión, poco más. La película se basa en dos obras de teatro de Albert: ‘No me pidas que te bese...’ y ‘El club de las pajas’. Se habla de las pajas positivas, que son las que te haces para mandarle suerte a alguien y Albert tiene la teoría de que a Halle Berry le dieron el Oscar en ‘Monster’s Ball’ gracias a él.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS