El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 11 / 12 || Mañana 10 / 15 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > > >
Del Oiz a Lekeitio por la orilla del Lea

Rápido y tumultoso

Del Oiz a Lekeitio por la orilla del Lea

El río Lea, salmonero y tumultuoso, nace en las alturas del Oiz, sobre el convento de Zenarruza, y termina en Lekeitio

05.10.09 - 14:02 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Lea nace en las faldas del Oiz y desemboca en la ría de Lekeitio. Es un curso de 25 kilómetros, rápido, tumultuoso y a partir de Gizaburuaga, salmonero. Atraviesa una de las comarcas rurales mejor preservadas de Vizcaya, una zona poco industrializada, con caseríos de buena factura, repartidos en barrios perdidos.

Todo el valle está inmerso en un bosque de pinos que cubren las montañas. Son muy conocidos por los aficionados el Motrollo, Kampona, Berdartzandi, Illuntzar y, justo encima de Lekeitio, el modesto Lumentxa.

1. Zenarruza


El Lea nace en las faldas del Oiz. Tiene numerosos surgideros, pero el más conocido es de la fuente de San Cristóbal, que se puede alcanzar por Garai en 'todoterreno'.

Aunque no tenga relación con el Lea, debemos de visitar, por proximidad, el monasterio de Santa María de Zenarruza o Ziortza. Está a dos kilómetros de Bolíbar y es un punto clave del ramal del Camino de Santiago a su paso por Vizcaya. La leyenda cuenta que se fundó en el año 968, pero hasta 1052 no está documentado.

2. La villa de Munitibar


De vuelta al curso del Lea, descendemos por el alto de Gorunzugaray hacia Gerrikaitz, que junto con Arbazegi forma Munitibar. Recibió la carta de fundación en 1366, pero su origen se remonta a la época romana. Es el típico conjunto rural, cuyo casco urbano gira alrededor de la iglesia. Santa María de Gerrikaitz, neoclásica, y San Vicente de Arbazegi.

San Vicente, que se encuentra en la plaza, ha incorporado los restos de la torre Jauregia, que se elevaba en el punto donde ahora está el frontón. Asador Lea T94 6164049. Panadería T94 6164112.

3. Se vuelve salmonero


Aulestia o Murelaga se encuentra en una encrucijada de caminos. Conserva su trazado medieval y en el conjunto destaca la parroquia de San Juan, del siglo XVI. El retablo es rococó y la pila bautismal y el sagrario fueron trasladados en 1640 de la antigua parroquia, ahora desaparecida. Restaurantes Zarrabenta T946 279172 y Mariano T946 279004.

El valle se ensancha en Gizaburuaga. Está en zona de mareas, donde se huele el salitre, y también de salmones. Este año se han contado 14 ejemplares desovando.

4. Veraneo en Lekeitio


La ruta termina en la villa marinera de Lekeitio, reconvertida gracias a los veraneos reales (Isabel II y la emperatriz Zita), en una villa balnearia, tradición que se ha mantenido.

El casco viejo cuyo origen se remonta a 1325 se apiña alrededor de los restos de sus murallas. El viajero apresurado no debe dejar de visitar la iglesia de La Asunción, imponente edificio del gótico tardío (siglo XVI) que se eleva junto al puerto. En su interior se encuentran unos retablos flamencos (año 1514) preciosos. Dentro del casco urbano destacan, entre otros edificios, el convento de Santo Domingo y los palacios de Uriarte, Uribarría, Torrezábal, Oxangoiti y la Torre de Turpin.

Pero lo mejor de Lekeitio es el callejeo, con la calle Arranegi como referencia. Hay bares con barras bien repletas en cualquier esquina. Se debe comenzar el paseo gastrómico en el Txopi y seguir por el clásico Itsasalde. Marina y El Puerto son cafés de tertulia. Gau Txori y Antzarrak son más animados y cuentan con las mejores vistas.

Datos de interés

Cómo llegar
La mejor manera de llegar a Lekeitio es por Gernika. La peor, pero más espectacular, es el que pasa por El Balcón de Vizcaya y lleva a Munitibar.


Consejos
Ropa normal. En esta época la humedad es muy elevada.


Naturaleza
El cauce del río Lea está rodeado por un espeso bosque de pinos.


Información
Oficina de Turismo: T94 6844177 (sólo en verano). Ayuntamiento: T94 6842840. Ayuntamiento de Mendexa: T94 68442106.


Imprescindible


FIESTA DE SAN ANTOLÍN
Jolgorio el día de 'Los Gansos'
Las fiestas de San Antolín, que se celebran del 1 al 8 septiembre, alcanzan su cénit el día de los gansos. La villa es invadida por una multitud que se desplaza al puerto para ver cómo los jovenes intentan descabezar a los patos atados a una cuerda.

EL PUERTO
La descarga de bonito y anchoa
El puerto es el máximo atractivo del casco urbano, sobre todo cuando llegan los pesqueros con bonito y anchoa. Se debe acabar el paseo en el rompeolas a mar abierto de La Tala

LAS PLAYAS
Isuntza, Karraspio y La Salvaje
Lekeitio es más conocido por sus magníficas playas que por el puerto. Son tres: Isuntza, bajo el parque, donde en marea baja se cruza La Salvaje. La más alejada es Karraspio.

EXCURSIÓN
Paseo hasta la isla de San Nicolás
Cuando la marea baja es posible caminar por el malecón hasta la isla de San Nicolás, en el centro de la bahía.

DANZA TÍPICA
El baile de Kaxarranka
El día de San Pedro (29 de junio) está dedicado a las tradiciones marineras. En esa jornada se baila la Kaxarranka sobre un arcón sostenido por ocho arrantzales. Es un espectáculo.

El escaparate

Puebla de Bolívar (ahora Bolibar)
Pertenece a la vecina cuenca del Artibai, pero no se pueden abandonar las faldas del Oiz sin visitar la Puebla de Bolívar (ahora Bolibar), villa de donde salió un antepasado del Libertador hacia el Nuevo Continente en 1557. Fue el origen del linaje americano.

Es la típica aldea vasca de la zona. En el centro se alza la iglesia parroquial gótica, con aspecto de fortaleza y muy cerca está el frontón. En la plaza existe el monumento a un general de la Guerra de Independencia y muy cerca se encuentra el caserío Errementarikua, solar vinculado a los orígenes del ilustrado que liberó las colonias americanas.


Simón Bolívar realizó una corta visita a la villa en los dos años que estuvo en España, la mayor parte de ese tiempo en Bilbao. No dejó constancia escrita de su paso.


Errementarikua se ha transformado en el museo de la crónica bolivariana. Consta de tres plantas y entre todos los tesoros que encierra destaca un retrato de Simón Bolívar, obra del colombiano Rafael Salas Yepes.

Información
Horario: Martes a viernes, de 10.00 a 13.00 horas. Sábados, domingos y festivos de 12.00 a 14.00. Lunes cerrado, incluso en verano. La entrada es gratuita. Duración de una hora.
información: c/Beko Kale, 4. T T947 6164114.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.