Aceite alavés en la tierra del vino

Con Eusko Label y de la variedad Arroniz, Rioja Alavesa produce ya 85.000 litros de oro líquido que pugna por abrirse un hueco en el mercado

IOSU MURO
Un hombre recolecta aceituna en la localidad de Moreda. / E. Argote/
Un hombre recolecta aceituna en la localidad de Moreda. / E. Argote

Pese a lo que pudiera parecer, la Rioja Alavesa, el extremo sur de Euskadi, es mucho más que vino. Además de con los mejores tintos, la comarca fronteriza tiene el privilegio de contar con el 99% del aceite que se produce en Álava (el 80% del que se elabora en Euskadi), fruto de la cosecha de 370 hectáreas de olivos. A pesar de que se trata de un cultivo que ha estado históricamente vinculado a esta tierra de clima privilegiado, esta extensión del olivar en la tierra de los viñedos siempre sorprende al visitante, que no llega a Rioja Alavesa con aceitunas en mente, sino con la uva (tempranillo o viura de forma mayoritaria) y su delicioso néctar. No hay que culpar a nadie de ello, porque la desigualdad en la extensión de cultivo es evidente. Las vides colmatan casi 13.000 hectáreas, 35 veces más que las dedicadas a los olivares.

Pero el buen momento que vive el aceite riojanoalavés, amparado bajo el sello Eusko Label desde hace varias campañas, es fruto del trabajo de recuperación que se ha llevado a cabo en los últimos años y que permite aventurar un futuro muy halagüeño para este oro líquido alavés y vasco. En los últimos 10 años la superficie de olivar ha aumentado en unas 120 hectáreas gracias a nuevas plantaciones, aunque el aumento total del olivar en producción es aún mayor debido a la recuperación por parte de los olivicultores de arboles abandonados en un momento histórico en el que muchos tuvieron que apostar y lo hicieron por el vino.

Los jóvenes agricultores han decidido recuperar las viejas costumbres de sus antepasados y lo han hecho, además, teniendo en cuenta que existe una variedad, de nombre arróniz, que solo se produce en la comarca y en la zona media de Navarra. Es decir, una exclusividad que no pueden permitir escapar. Esta variedad ocupa el 90 por cien del fruto en la zona y deja en un segundo lugar a olivas como la arbequina, mucho más representativa de otros lugares de España. La arroniz, unida al clima riojanoalavés y a la calidad y peculiaridad del terreno, da como resultado un producto de características poco comunes, con olivas muy ricas en grasas y acido oléico. En fin, un buen hogar para los olivares.

Teniendo en cuenta todo esto, no es de extrañar que la producción de aceite aumente de manera considerable cada temporada. Durante la recién terminada campaña, se han recogido unos 400.000 kilos de olivas en Rioja Alavesa, que transformados en aceite representan unos 85.000 litros de aceite. Eso quiere decir que el rendimiento de cada olivo es superior a un 20 por cien, una cifra bastante reseñable para este tipo de fruto.

De todas formas, pese a que el aceite recobra fuerza en la Rioja Alavesa, no toda la comarca es olivo. A día de hoy existen cuatro trujales; el Municipal de Lanciego, el Trujal cooperativo La Equidad de Moreda, el Trujal cooperativo San Vicente de Oion y el trujal privado Almazara, también de Oion. Además de estos trujales en activo, Yécora y Barriobusto conservan la maquinaria de sus antiguos locales y también existen vestigios del antiguo trujal de Lapuebla de Labarca. Por lo tanto, a partir de ahora, el turista que quiera visitar una bodega, también puede visitar un trujal para intentar conocer el origen del aceite, aunque primero tendrá que hablar con los gerentes ya que durante gran parte del año solo abren por encargo.

Tipos y marcas

En Rioja Alavesa existen actualmente varias marcas de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE), la mayoría de ellas vinculadas a bodegas, si bien es cierto que se podría hacer una clara clasificación de todas ellas. En el primer grupo, tenemos los aceites bajo el sello Euskolabel , elaborados esta campaña, tanto en Oyón (trujal almazara) como en el trujal La Equidad de Moreda: Entreviñedos, Lágrima de Olano, Altos de Esquide, Polus, Laudo, Ostatu, Martín Cendoya, Flor de Primicia, Josu Blanco, Trujal Almazara de la R.A., Equidad, y Arrolán.

En un segundo grupo, se podrían clasificar a los aceites de producción ecológica, todos ellos elaborados esta campaña en Moreda y que corresponden a 3 marcas comerciales diferentes: Hermanos BUjanda, Fincas de Aztule y Rivo de Moreta.

Y en un tercer grupo, los AOVEs que salen al mercado sin ninguno de estos dos distintivos preservando, eso sí, todos los parámetros de calidad que el aceite de oliva virgen extra requiere. En este grupo, esta campaña 2013-2014 podemos encontrar las siguientes marcas: Ondalan, Hermanos Bujanda, Vírgen de Estíbaliz, Rivo de Moreta y Luis R.

Los precios de mercado de todos ellos varían entre los 5,5 a 8 ¤ euros botella de medio litro en venta directa.

Fotos

Vídeos