El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 9 / 35 || Mañana 11 / 33 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
¿Diesel, híbrido o eléctrico? La carretera te da la respuesta

cuál es más rentable

¿Diesel, híbrido o eléctrico? La carretera te da la respuesta

El diesel sigue siendo la opción más eficiente en los recorridos habituales y los eléctricos debido a su alto coste de adquisición, aún no son competitivos

07.05.13 - 13:21 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Hace unos años elegir entre un gasolina y un diésel era algo como decantarse entre papá y mamá. El primero se conducía más alegre, pero consumía más. El segundo era más caro (hasta 2.000 euros en algunos modelos) por lo que solo compensaba en caso de recorrer entorno a los 25.000 kilómetros al año. Por si fuera poco, llegaron los motores TDI y HDI con lo que los gasóleo empezaban a tener un repris más parecido al de sus hermanos de explosión. Un lío. El mercado ofrece versiones híbridas de muchos modelos (por ejemplo el Toyota Yaris que puede ser gasolina, gasóleo o híbrido y que por fuera son iguales) y un ramillete de utilitarios eléctricos, que si bien no consumen casi nada porque recargas las baterías en el enchufe de casa, tienen un precio muy elevado. Entonces, puestos a intentar ahorrar algo, ¿cuál es la opción más eficiente?

Al final, lo que determina su utilidad es el uso que cada conductor dé al vehículo. Sobre el papel, en una utilización que se considera media, los diésel siguen siendo más apropiados que los híbridos (por poco) mientras que los enchufables aún no son competitivos. La empresa LeasePlan ha realizado un estudio para intentar responder a la pregunta y de paso demostrar que aunque el consumo medio de un vehículo sea inferior al de otro, no siempre le saldrá más barato. Si usted circula mucho por autopista, y no lo hace por encima de los límites legales de velocidad, un automóvil diésel que queme entre 4 y 5 litros a los 100 seguramente le saldrá mejor que un híbrido (gasolina + eléctrico) que atestigua medias homologadas de 3 litros. ¿La razón? Muchos de estos turismos a elevadas velocidades recurren de manera continua -en ocasiones exclusiva- al motor convencional. El modo eléctrico puro, el realmente eficiente lo reservan para la ciudad.

Recuerde que el coste total no solo depende del consumo. Los costes asociados, como los desembolsos por adquisición, seguros, impuestos, gastos de mantenimiento, neumáticos, etc… y los recorridos que se hacen (urbano, por carretera convencional o autopista) son determinantes. Al realizar el estudio fueron efectuadas pruebas de conducción, para analizar el gasto de combustible (o de electricidad, en el caso de híbridos y eléctricos) por los diferentes tipos de vías. A estos gastos se sumaron los cálculos de los costes asociados. El resultado es que los vehículos diesel "son más eficientes en los recorridos más comunes, en una combinación en la que predomine la autopista respecto a los circuitos urbanos y a las carreteras convencionales". Por ejemplo, si conduce un 70% por autopista, 20% por ciudad y 10% por otras carreteras (lo más habitual para personas que viven en grandes ciudades o en sus cercanías), elegir un coche diésel supondría un ahorro de casi 600 euros respecto a un gasolina, casi 2.000 euros respecto a un híbrido y más de 20.000 respecto a un eléctrico en 6 años (en un precio de combustible similar al actual).

Si se aumenta el recorrido por carretera convencional los vehículos de gasolina son más eficientes en recorridos donde se combina ésta con circulación urbana y, en menor medida, por autopista. En el caso de que el recorrido habitual sea de 65% por ciudad, 30% por carretera convencional y 5% por autopista, el ahorro de los vehículos gasolina sería de unos 150 euros respecto a los híbridos, unos 300 a los diésel y más de 16.000 respecto a los eléctricos.

Por otro lado, los vehículos híbridos son la mejor opción en trayectos esencialmente urbanos. En el supuesto de que se circulase un 95% por ciudad y solo un 5% por carreteras convencionales.

Por este motivo, el estudio destaca que si el perfil del conductor se ajusta a los recorridos mencionados, merece la pena valorar que, si bien el coste de un gasolina es apenas 100 euros superior que el del híbrido, en coches de la misma gama este último ofrece mejor equipamiento. Un vehículo diésel saldría 450 euros más caro que un híbrido en estas mismas condiciones y un eléctrico, casi 12.000 euros más.

Parece por tanto que, por el momento, los coches eléctricos "no son competitivos". Aunque su gasto energético es muy inferior al resto, "su elevado coste hace que su eficiencia disminuya". Incluso en el caso más favorable para ellos (conducción urbana) la diferencia de precio al final del proceso sigue siendo muy elevada. Si se consiguieran equiparar los precios de estos vehículos (mediante descuentos o subvenciones), con respecto a un coche equivalente de gasolina y se presupone un valor residual similar también, entonces el eléctrico se convierte en la alternativa más rentable en un entorno de conducción urbana. Su limitada autonomía también es un freno importante en la actualidad pero que en un futuro, también puede mejorar.

En Tuenti
¿Diesel, híbrido o eléctrico? La carretera te da la respuesta
Un hombre recargando su coche electrico.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.