El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 14 / 31 || Mañana 14 / 33 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia

Diez museos muy singulares

De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia

Para gustos están los colores, y en cuestión de museos también. Recorremos algunas de las salas de exhibición más curiosas del mundo

03.09.12 - 17:45 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Puede que el ideal de museo no sea el mismo para todas las personas. Que para gustos están los colores. Claro que en las siguientes líneas no hablamos de que a uno le guste más Rembrandt que Van Gogh. No, no. Les invitamos a recorrer las diez salas más singulares del mundo.
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- Museo del Calcetín, Tokio (Japón)
En el Museo Naigai, más popularmente conocido como el Museo del Calcetín, se custodian más de 20.000 pares de esta prenda. Así que ya se pueden imaginar, hay variedades de todo tipo. Como los que calientan los pies con pilas, o los usados por algunos de los personajes más famosos del país. ¿Serán inmunes los nipones a los célebres 'tomates'?
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- Museo del Diablo, Kaunas (Lituania)
El arte y lo demoníaco se dan cita en el Museo Žmuidzinavičius, el Museo del Diablo. Situado en Kaunas, la segunda ciudad más grande de Lituania, esta sala alberga todo tipo de instrumentos para rituales satánicos, tallas de Lucifer y más de 1.700 fotos de índole pagana.
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- Museo de las Cerillas, Jönköping (Suecia)
¿Cuánto hará que no ve una caja de cerillas? El mechero se ha ganado el favor de los fumadores y las cocinas vitrocerámicas las han hecho inútiles, pero hubo un tiempo en el que nadie podía vivir sin ellas. Que se lo digan sino a los ciudadanos de Jönköping, en Suecia, donde se encuentra el Museo de las Cerillas. Ellos son los que más saben sobre la fabricación de fósforos, un arte que mantuvo a esta ciudad económicamente activa durante los siglos XIX y XX.
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- Museo de la Pasta de Dientes, Michigan (Estados Unidos)
Y nos parece raro encontrarnos con helados de kalimotxo... Pues eso no es nada. Las paredes de la consulta del odontólogo Val Kolpakov, en Michigan (EE UU), se han convertido en un curioso museo donde cuelgan dentífricos de sabores tan llamativos como el whisky -y los hay de varias marcas-, vino o champán, así como otros ungüentos utilizados para la limpieza bucal desde principios siglo XIX.
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- La Faloteca Nacional de Husavik (Islandia)
Sigurdur Hjartarson es el hombre que más penes tienen en el mundo. No me malinterpreten. Me explico. Él es el dueño de la Faloteca Nacional de Islandia, una exposición que hoy alcanzan las más de 150 piezas, de 92 especies diferentes. Cuenta con los falos de casi todos los mamíferos, incluido el del ser humano. Este no lo añadió hasta 2011, cuando el donante, su amigo Pall Arason, de 95 años, murió.
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- Museo del Orinal. Ciudad Rodrigo (Salamanca)
Inaugurado en 2006, el museo más curioso del país muestra los 1.320 orinales y escupideras que su fundador, José Mª del Arco, recopiló en sus últimos 24 años de vida. Fueron para él el regalo perfecto de cumpleaños, Reyes, aniversario...
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- Museo de la Contracepción y el Aborto, Viena (Austria)
¿Cómo evitaban embarazos no deseados nuestros tatarabuelos? Pues aunque a veces haya sido motivo de mofa, lo cierto es que en el Museo de la Contracepción y el Aborto muestran los primeros condones fabricados con intestinos de cabra y vejigas de pez. Más allá de estas curiosidades, la muestra pretende concienciar, sobre todo a los más jóvenes, del riesgo de los embarazos no deseados y los abortos clandestinos.
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- El Museo de Abridores, Misgav Am (Israel)
Ni con la boca, ni con ayuda de una llave, ni mucho menos a base de golpes. A Josef Abas nunca le faltó un buen abridor con el que destapar una cerveza o una botella de vino. Él es el dueño del Museo de Abridores de Misgav Am, en Israel.
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- El museo del pelo, Avos (Turquía)
No será el museo más agradable que visite en su vida, pero no hay duda de que es uno de los más peculiares. El Museo del Pelo de Avanos, en Turquía, muestra mechones de pelo de cerca de 16.000 mujeres de todas partes del mundo. La exposición la creó Chez Galip, un ceramista a quien hace 30 años una amiga, ante su inminente partida, le dejó un mechón de su cabello de recuerdo. Desde entonces, las mujeres que pasaron por allí al oír la historia le han ido donando parte de su pelo. Usted puede ser la siguiente. La muestra sigue abierta a todas las que quiera aportar su granito de arena.
De los orinales de Salamanca a una faloteca en Islandia
- El Museo del Collar de Perro, Maidstone (Inglaterra)
Verán por la calle que los perros son cada vez más coquetos. Las correas, más allá de un simple artilugio para evitar que se escapen, se han convertido en un complemento imprescindible. Una moda que en el Museo del Collar de Perro, ubicado en el Castillo de Leeds (Inglaterra), demuestran, viene de muy muy atrás. En esta exposición se recogen unos cien collares, algunos que datan incluso del siglo XV. Los hay de cuero, de hierro, de terciopelo...
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.