El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 7 / 14 || Mañana 8 / 14 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
La ruta más peligrosa del planeta... en Málaga

sendero suspendido a más de 100 metros

La ruta más peligrosa del planeta... en Málaga

Aventureros de medio mundo liberan adrenalina en el Caminito del Rey, aunque está prohibido transitarlo por su peligrosidad

13.07.12 - 17:59 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Foto: Video. / Con cámara en ristre, su autor, Danielahnen, desafía a la gravedad en seis minutos frenéticos en los que casi sobrevuela algunos tramos derruidos de una pasarela colgada.
Cuando Gabriel puso su pie en la primera viga oxidada y suspendida a casi cien metros sobre las aguas del río Guadalhorce quiso darse la vuelta. Este tinerfeño de 30 años miraba ojiplático la impresionante garganta y su miedo a las alturas lo dejó petrificado un buen rato. Los gritos de ánimo de sus amigos le convencieron para continuar. Se tragó el vértigo, venció al pánico y liberó más adrenalina en una mañana que en toda su vida. Ahora Gabriel le ha cogido el gustillo: en seis meses ha regresado en otras tantas ocasiones a vivir la experiencia extrema de recorrer el Caminito del Rey, el sendero más peligroso del mundo, como ha sido rebautizado en las redes sociales. «Sí, aquello impresiona», dice Gabriel atraído por el desafío de esta ruta de vértigo, pero también, claro, por las espectaculares vistas del Desfiladero de los Gaitanes, en la sierra de Málaga.

Los tres kilómetros de este Caminito del Rey suspendido a más de cien metros de altura guardan su particular leyenda negra. Una fama acrecentada por tabloides británicos como el 'Daily Mail' o el 'Mirror', que lo ponen como la última moda para liberar adrenalina. Sin olvidar un vídeo en YouTube que supera los ocho millones y medio de visitas y que consigue crear una sensación de vértigo en primera persona sin abandonar la silla frente al ordenador. Con cámara en ristre, su autor, Danielahnen, desafía a la gravedad en seis minutos frenéticos en los que casi sobrevuela algunos tramos derruidos de una pasarela colgada en unas verticalísimas paredes que llegan a alcanzar los 300 metros. Para muchos una invitación a visitarlo que se une a la plaga de fotos que aparecen en Internet con solo "googlear" Caminito del Rey.

Incluso de las Antípodas han llegado valientes para vivir en sus carnes una "aventura" por un sendero de apenas un metro de anchura... cuando hay ruta, porque en muchas ocasiones es necesario suspenderse literalmente de la pared. Hay zonas totalmente derruidas, reducidas a escombros, sin barandillas y vigas sueltas o carcomidas por el óxido que amenazan con desprenderse en cualquier momento. El cemento atesora más de un siglo de antigüedad, de ahí las continuas grietas y agujeros que se suceden en la ruinosa estructura. Eso sí, en buena parte del recorrido existe un cable de seguridad anclado a la pared que nadie sabe quién puso ni a cuántos aventureros más aguantará. «Hay que ser un suicida para recorrer hoy en día el caminito», detallan buenos conocedores de un enclave cerrado al paso desde finales de los años 90.

Leyenda negra

Ni los carteles de prohibido el paso instalados a la entrada por la Junta de Andalucía, ni las multas de más de 6.000 euros que se pueden llevar los que acceden por las vías del tren disuaden a los imprudentes. Tampoco la placa que recuerda a los tres jóvenes que murieron en el año 2000. O que se hayan volado literalmente las dos entradas para evitar visitantes. Nada. Los más temerarios siguen colgándose en el paisaje, y más ahora en verano. Hasta han proliferado tours ilegales que organizan el viaje con todo detalle desde Inglaterra. El mejor consejo: «Ir muy bien equipado y con gente que sepa lo que se hace, porque muchos tramos están a punto de desplomarse y en otros necesitas descolgarte o escalar», revela Fernando, un sevillano que no falta a su cita anual con el desfiladero, su particular «terapia antiestrés». «Nada más verlo se te pone el pelo de punta, pero cuando ya estás allí una sensación extraña te recorre todo el cuerpo y te anima a seguir... y a volver siempre que puedes».

Desde la pared se puede disfrutar de un paisaje natural que evoca directamente a esos que Tolkien imaginó para el reino de Mordor, aunque se encuentre escondido en el interior escarpado de la provincia de Málaga. Pero no es un lugar de peregrinaje para los amantes de la saga de 'El Señor de los Anillos'. Ni siquiera para cinéfilos aunque en el Desfiladero de los Gaitanes se grabase hace medio siglo 'El coronel Von Ryan' con Frank Sinatra, Trevor Howard y Raffaella Carra o hace menos 'El puente de San Luis Rey', con Robert de Niro. En internet prefieren llamarlo "el camino de la muerte". La leyenda negra lo sobrevuela desde hace unos años. Entre 1999 y 2011, perdieron la vida ocho personas a las que hay que sumar cinco heridos más, según recuerda Adolfo Ceballos, cabo jefe del Equipo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (Ereim) de la Guardia Civil de Málaga. Eso sin contar los que han tenido que rescatar ilesos. No es de extrañar que la sede de este grupo se estableciese precisamente en Álora, un pueblo cercano a este sendero que se construyó entre 1901 y 1905. Y es que el Caminito del Rey no nació precisamente del sueño de un audaz explorador.

Visita de Alfonso XIII

A principios del siglo XX la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, propietaria del Salto del Gaitanejo y del Salto del Chorro, necesitaba un acceso por ambos lados para facilitar el paso de los operarios de mantenimiento y el transporte de materiales. Y el itinerario más corto para unir las dos centrales hidroeléctricas pasaba por construir una pasarela sobre las escarpadas paredes. El camino empezaba en la propia estación de tren a donde llegaba el material de obra. La tradición oral asegura que el caminito fue construido por presos condenados a muerte por lo peligroso del trabajo e incluso por algunos marinos acostumbrados a capear con las alturas de los barcos de vela. A lo que se suma la leyenda que habla de la trágica muerte de una chica inglesa que se despeñó montada sobre un caballo blanco cuando ya no era capaz de vivir más.

El singular nombre del Caminito del Rey no llegaría hasta 1921. Alfonso XIII asistió a la inauguración de la presa del Conde del Guadalhorce, cruzando para ello a pie el sendero, lo que originó el apodo. Casi un siglo después, esta pasarela quiere volver a ser lo que antaño, aunque modernizada y apta para que pasee toda la familia... incluso de noche. La estructura actual sufrirá un completo lavado de cara gracias a una prometida inversión de 8,3 millones de euros, que incluye hasta la construcción de un centro de interpretación. El plazo de ejecución de las obras es de tres años, aunque aún no hay fecha de inicio al estar en marcha los proyectos técnicos y de impacto económico y turístico.

Hay quien piensa que la rehabilitación de la pasarela mortal terminará con su emoción y con lo que ha hecho famoso al Caminito del Rey en medio mundo. Adiós a liberar tanta adrenalina, pero hola a un exclusivo mirador por el que podrá pasear cómodamente cualquier persona sin conocimiento alguno de escalada. Eso sí, atrás quedará la etiqueta de "camino más peligroso del mundo".
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.