El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 26 || Mañana 13 / 28 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Trucos para ahorrar gasolina estas vacaciones

recomendaciones antes y durante el viaje

Trucos para ahorrar gasolina estas vacaciones

Seguir algunos consejos para una conducción eficiente y mantener el vehículo a punto nos permitirán reducir el gasto en torno a un 15%

10.07.12 - 17:45 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Será por la ola de austeridad, la conciencia ecológica, el amor por la eficiencia o simplemente por tacañería, pero los automovilistas están cada día más preocupados por reducir los consumos de sus vehículos. Seguramente será porque el carburante está por encima de los 1,30 euros (sin contar con la anunciada subida del IVA o el céntimo sanitario que ya pagan en Cantabria y Burgos). En cualquier caso, hay unas sencillos (y extrañamente poco conocidos) consejos que le permitirán ahorrar en torno a un 15% de combustible. Lo que en época de vacaciones, se agradece. Es posible que algunos estudios le prometan más, pero créanme. Lo he probado a lo largo de los últimos 75.000 kilómetros y no he podido bajar de ese 15%.
Antes de iniciar el viaje
Recuerde aquello que le repetía cada día la abuela antes de salir hacia el colegio. Quítese las legañas y ate bien los zapatos. La primera idea, por estúpida que parezca es importante. Limpie bien las lunas del coche por dentro. Se empañarán menos y así es posible que no necesite encender la luneta térmica. Llega a necesitar hasta medio litro a los 100 kilómetros para devolverle la visibilidad.
Por otro lado, lustrarse bien los zapatos (las ruedas) es otra norma básica de seguridad que harán mucho más placentero el viaje. Compruebe que los neumáticos tienen la presión correcta, la indicada por el fabricante para el peso que transporta. Si están bajos su gasto en combustible se resentirá. Si está alto, no ahorrará nada y la rueda sufre más.
Póngase a dieta
El maletero no es un desván. Elimine todo lo que no necesite. Cada 100 kilos de más le obligarán a gastar un 5% extra en la estación de servicio. Tampoco lleve nada en la baca, arruinará la aerodinámica de su automóvil. Por cierto, por si lo está pensando, esta indicación no le permite 'olvidar' a su suegra en la gasolinera cuando pare a repostar camino de la playa.
Al arrancar
No pise el acelerador. “¿Por qué iba a hacerlo?” Es una pregunta que todos nos hacemos, pero entre los conductores más veteranos es una costumbre extendida. Igual que quienes giran la llave con la marcha engranada y el embrague pisado. No es necesario. Su coche no se calará. El encendido se realiza con el freno de mano accionado, el cambio en punto muerto y los pies lejos de los pedales.
Nos vamos
La primera, como la patita por debajo de la puerta. Es para enseñar. En cuanto el vehículo se mueva engrane la segunda. Y seguido la tercera. El verdadero truco para ahorrar gasolina es mantener el motor poco revolucionado. Sea conservador y recuerda que las revoluciones salen muy caras. Cuanto más largas sean las marchas que elija, mejor aprovechará las inercias del coche. Evite el freno motor, salvo cuando le interesa por motivos de seguridad; en un descenso prolongado, por ejemplo.
En un gasolina se puede cambiar desde las 2.500 vueltas. En un diésel desde las 2.000. Tampoco se pase. En todo momento utilice el sentido común y pilote según las necesidades de la vía y los desniveles. Si hay que subir el cuentarevoluciones a las 4.000 porque no queda otro remedio, hágalo sin dudar. No obstante, en los turbodiésel aplíquese en intentar evitar que 'salte' el sobrealimentador. En los motores de poca cilindrada lo hace relativamente rápido (2.000 – 2.500 rpm) y en la mayoría de los casos no es necesaria la potencia extra que se consigue. En castellano castizo, no pegue acelerones. Por cierto, en caso de contar con un limitador de velocidad, úselo. Marque el ritmo que quiere que siga el vehículo (110 km/h mejor que 120 km/h) y no toque el pedal del gas hasta que sea necesario. Descansará su pierna y la máquina será más eficiente que usted.
Y no se olvide de que un motor de gasóleo sigue consumiendo incluso en punto muerto. Así que en las cuestas deje la quinta, la sexta si tiene buen coche (si lleva séptima lo del ahorro no le importará nada). No acelere y disfrute deslizándose.
Bajar la ventanilla vs. aire acondicionado
Si tiene dudas entre combatir el calor bajando la ventanilla o con el aire acondicionado, primero hágase otra pregunta. ¿Para qué me compré entonces un coche con aire acondicionado (o climatizador)?
Dejando las ironías a un lado el problema es el siguiente. Con las ventanas abiertas, el aire que entra en el habitáculo frena el avance y obliga al motor a tirar con más fuerza. Algo así como llevar carga en la baca. Calcule un litro por cada 100 kilómetros. Sin embargo, si los equipos funcionan correctamente, el aire le robará algo de potencia (8 CV) y medio litro de combustible a los 100. Así que cuando vaya cuesta arriba apague el compresor del aire, agradecerá recuperar esos caballos.
Algunas leyendas urbanas. Pruebe, si le pica la curiosidad
Entre las muchas cosas que encontrará en internet, hay dos mitos especialmente llamativos. El primero habla de que los surtidores entregan más cantidad de combustible por las mañanas, porque hace frío. Podríamos adentrarnos en explicaciones científicas que rozarían con los misterios del bosón de Higgs, pero claro, los depósitos de las gasolineras son subterráneos por lo que la temperatura del hidrocarburo poco varía en función del clima.
El segundo es todavía más rebuscado. Al parecer, (quizá en colaboración con alienígenas y hombres lobo), el control informático de las gasolineras falsea la cantidad de combustible que entregan los surtidores. Además, el chip es tan inteligente (ojo a esto) que es capaz de discernir si quien está repostando es un inspector enviado por la autoridad competente y en ese caso aborta el timo. Si está interesado en comprobarlo, según desvelan en la red, el engaño es imposible si pide que le llenen el depósito de 20 en 20 litros. Pida 20 litros y le darán 20 litros. Pida 20 euros y no le darán el equivalente en litros de esos 20 euros. ¿No lo entiende? Yo tampoco.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Si seguimos algunos consejos podremos ahorrar hasta un 15% de combustible.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.