Elecciones vascas 2012: Gorka Maneiro, la voz contra las duplicidades y las cesiones a ETA

Aunque apoyó, junto al PP, la investidura de Patxi López para dar un giro a las políticas nacionalistas, ha sido uno de los más críticos con el Gobierno vasco socialista

EFEVITORIA
Gorka Maneiro, durante un mitin de UPyD. /Blanca Castillo/
Gorka Maneiro, durante un mitin de UPyD. /Blanca Castillo

El candidato a lehendakari de UPyD, Gorka Maneiro, opta por segunda vez a la Lehendakaritza como defensor del constitucionalismo, de la reducción del entramado institucional vasco y como la voz más exigente contra las cesiones a ETA o a sus presos.

Este donostiarra de 37 años ha conseguido hacer valer el único escaño que consiguió su partido en el Parlamento vasco en 2009 por su incesante actividad en la Cámara, con la presentación de multitud de iniciativas. Aunque apoyó, junto al PP, la investidura de Patxi López para dar un giro a las políticas nacionalistas desarrolladas en Euskadi en las últimas décadas, ha sido uno de los más críticos con el Gobierno vasco socialista y con los populares al considerar que no han aprovechado la oportunidad que se les dio.

Maneiro considera "casi perdidas para la causa del constitucionalismo" a ambas formaciones y es el único además que ha descartado cualquier pacto con el PNV porque está convencido de que un lehendakari nacionalista irá por la senda de "la ruptura del Estado, en el camino hacia la independencia".

Se ha convertido así en defensor del constitucionalismo, de la libertad de elección lingüística, de suprimir cualquier duplicidad en las instituciones vascas, de acabar con el Concierto Económico vasco, suprimir las diputaciones y cerrar las "embajadas" vascas en el exterior.

Para Maneiro, España debe encarar ahora "dos grandes amenazas": el nacionalismo "que está llevando a la ruina política" y los recortes aprobados por el Gobierno del PP "con el apoyo del PNV, que llevan a la ruina económica y social". Propone como alternativa reformar en Euskadi el entramado institucional, reducir las empresas públicas, perseguir el fraude fiscal, invertir en I+D+I, y "dejar de subvencionar a la banca", entre otras medidas.

El que fuera militante socialista entre 2002 y 2007, ha criticado duramente al PSE por sus "cesiones" al nacionalismo y ha tratado de ir más allá que el PP en la defensa a las víctimas del terrorismo, al rechazar cualquier tipo de beneficio penitenciario para los presos etarras.

Diplomado en Ciencias Empresariales y contable de profesión recaló en el partido que lidera Rosa Díez en 2007 tras haber militado en la organización "Basta Ya". Casado, con una hija, amante de la lectura y aficionado al baloncesto, disciplina de la que fue entrenador de equipos juveniles, aspira ahora a ampliar la representación parlamentaria de UPyD en Euskadi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos