El paro crece por tercer mes en Euskadi, mientras baja en el resto de España

El número de desocupados subió en marzo en 2.112 personas sobre febrero, alcanzado los 178.148 parados. La Seguridad Social mejoró su afiliacón en el territorio vasco en 2.424 personas

JOSÉ LUIS GALENDE
Numerosas personas esperan a ser atendidas en una oficina de Álava, la única de las tres provincias que tiene más personas sin trabajo que hace un año. / E. C./
Numerosas personas esperan a ser atendidas en una oficina de Álava, la única de las tres provincias que tiene más personas sin trabajo que hace un año. / E. C.

El paro creció en marzo otra vez en el País Vasco y lo hizo de nuevo en contra de la tendencia que marcó en el resto de España. Por tercer mes consecutivo, los desocupados registrados en las listas de Lanbide fueron más numerosos que en el mes precedente, al anotarse un alza de 2.212 personas (1,20%), para situarse en 178.148, la cifra más alta desde el pasado octubre. No obstante, pese a todo se mantiene aún en cifras inferiores a las de hace un año, con una caída de 1.193 desocupados, equivalente al 0,67%.

Comparado con la comunidad autónoma vasca, la precaria salud del conjunto del mercado laboral español muestra una tendencia envidiable. El desempleo descendió de nuevo -por primera vez en un mes de marzo desde el inicio de la crisis-, aunque de forma moderada. Las cifras publicadas este miércoles por el Ministerio de Empleo revelan una caída de 16.620 parados, que en términos relativos supone el 0,35%. Un modesto resultado, pero que contribuye a que la bajada del último año se coloque en el 4,75%, con 239.377 desocupados menos.

Por territorios, el peor comportamiento fue otra vez para Álava, donde el alza fue del 2,63%, frente al 0,95% de Bizkaia y el 0,90% de Gipuzkoa. Álava es, además, la única de las tres provincias que tiene más personas sin trabajo que hace un año.

Mejor comportamiento registró el mercado laboral vasco en el apartado de creación de empleo, como denota el aumento en 2.424 personas de la afiliación a la Seguridad Social. Esto supone que el organismo encargado de pagar las pensiones alcanza los 870.077 cotizantes, una mejora del 0,28% que también en este capítulo está claramente por debajo del 0,52% anotado por el conjunto del sistema, que creció en 83.894 puestos de trabajo. Euskadi se mantiene aún en términos negativos en el balance anual, con pérdida del 0,37% de sus afiliados (3.221 menos que en marzo de 2013), situación que contrasta con el avance que la afiliación del conjunto de España, con 115.013 asociados más en el último año, el 0,71%.

Del comportamiento por territorios de la afiliación lo más reseñable es que Gipuzkoa ha pasado a engrosar la cada vez más numerosa lista de provincias que no ha perdido empleo en el último año. En concreto, tiene la misma afiliación que en marzo de 2013, tras crecer el 0,4% el mes pasado. Bizkaia presenta el mayor retroceso interanual, con el 0,68%, mientras Álava baja el 0,15%.