La familia Cabacas critica la "pasividad clara y manifiesta" de Fiscalía y pide más imputaciones

Su abogado, Jone Goirizelaia, cree que, "sin en vez de Iñigo hubiera sido alguna otra persona, el fiscal hubiera sido más activo"

EUROPA PRESSBILBAO
Amigos de Cabacas y miembros de la iniciativa ciudadana 'Iñigo Gogoan'./ Telepress/
Amigos de Cabacas y miembros de la iniciativa ciudadana 'Iñigo Gogoan'./ Telepress

La abogada de la familia de Iñigo Cabacas, Jone Goirizelaia, ha criticado la "pasividad clara y manifiesta" de la Fiscalía en el caso del joven hincha del Athletic fallecido a causa del impacto de una pelota de goma disparada en una carga de la Ertzaintza, y ha dado a conocer que han solicitado, en base a las declaraciones de agentes y un testigo presencial de los hechos, que declaren más personas como imputadas y se practiquen más pruebas. Goirizelaia ha participado este viernes en un encuentro con los medios de comunicación, en el que han estado presentes también amigos de Cabacas y miembros de la iniciativa ciudadana 'Iñigo Gogoan', cuando se cumplen dos años de su muerte.

Tras recordar que la Fiscalía en el Estado español tiene "el papel de impulsar la investigación judicial", ha manifestado que, en el caso de Iñigo Cabacas, hubo una primera fiscal que era "muy activa, participaba y preguntaba", pero se produjo un cambio de fiscal y, desde ese momento, "la Fiscalía ha sido la gran ausente del procedimiento, no ha estado, ni participado en las declaraciones, no ha propuesto ningún tipo de prueba y prácticamente no aparecía".

A la vez que esto ocurría, ha censurado, el Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, "estaba todo el día hablando del procedimiento en los medios de comunicación". En ese sentido, se ha preguntado cómo "alguien que no va puede hablar tanto y explicar tantas cosas si no esta en el día al día del procedimiento". A su juicio, "en un asunto de estas características, con una persona fallecida encima de la mesa, el fiscal tiene que ser más activo". "Si en vez de Iñigo Cabacas hubiera sido alguna otra persona, seguramente el fiscal hubiera sido más activo", ha afirmado, para advertir de que la justicia "no puede tener dos varas de medir y la Fiscalía tampoco", por lo que "si hay que investigar hay que investigar todas las cosas, y, en este caso, no ha estado en las diligencias".

Goirizelaia ha pedido al Ministerio Fiscal que "investigue, practique prueba, haga lo que tiene que hacer según su estatuto y plantee cuestiones en el procedimiento". "Que no hable tanto en los medios de comunicación y que lo haga donde lo tiene que hacer", ha añadido, para insistir en que, no tiene "ni idea de las razones, pero hay una pasividad clara y manifiesta". Asimismo, ha dado a conocer la decisión de presentar una queja sobre la actuación de la Ertzaintza en el caso Cabacas ante el Relator de Naciones Unidas sobre actuaciones policiales incorrectas, un planteamiento que "no es incompatible en absoluto con la investigación y la instrucción judicial".

Según ha explicado, en este procedimiento "las partes presentas sus alegaciones, se requiere también información al Departamento de Seguridad, y el relator toma una decisión". A su entender, es un paso "importante, porque estamos hablando de modelo policial que todo el mundo quiere corregir y esos relatores, aparte de investigar y decir si se han hecho bien las cosas, luego dan recomendaciones a los estados para que corrijan esas actuaciones".

Proceso largo

Tras señalar que "hemos tenido y tenemos un proceso de instrucción sumarial bastante largo", ha subrayado que lo que ha quedado acreditado, por los informes periciales y la declaración de los peritos en el juzgado, que "la única causa posible del fallecimiento" es el impacto de una pelota de goma. Goirizelaia ha dicho que tienen "muy claro que la distancia" del lanzamiento "no se ajusta en absoluto ni al protocolo que la Ertzaintza tenía, ni a las normas legales internacionales vigentes en relación con las distancias en las que se deben utilizar los peloteros".

Asimismo, ha asegurado que "no se hizo lo que se tenía que hacer, tal y como señalan las normas internacionales y el propio protocolo de la Ertzaintza, que es avisar de que se va a llevar a cabo esa carga". También ha dicho que la carga "no guardó ni la proporcionalidad ni se tomó la decisión teniendo en cuenta cómo estaban llevándose a cabo los hechos". "Fue totalmente innecesaria, desproporcionada y se llevó a cabo en contra de los reglamentos y las leyes vigentes, lo que es importante de cara a las posibles consecuencias penales que pueda tener la actuación".

Goirizelaia ha explicado que, a partir de las declaraciones de los ertzainas que han prestado declaración y de un testigo, el único que vio directamente cómo sucedieron los hechos", la acusación ha llegado "a una serie de conclusiones y hemos pedido que declaren más personas como imputadas y que se realicen otra serie de pruebas que son importantes y pueden aclarar mucho, no solamente la forma y modo en que se han producido los hechos, sino también otros temas relativos a posibles responsabilidades de otro tipo".

En el escrito que pide nuevas imputaciones, ha explicado Goirizelaia, presentado hace mas de un mes y que está sin resolver a la espera de la decisión del Juzgado, se considera que existen "diferentes responsabilidades". Así, Goirizelaia ha señalado la responsabilidad de las personas "que organizaron el operativo, que dieron las órdenes de cómo se tenía que llevar a cabo", así como de la persona que "coordina el operativo y que dice a cada uno qué es lo que tiene que hacer, dónde tiene que ir y cómo tiene que llevar a cabo los actos".

Asimismo, ha advertido la responsabilidad de "las personas que, recibiendo esas órdenes, las dan" y "una última responsabilidad en la persona que finalmente tira el tiro que tiene como consecuencia la salida de la pelota que causa la muerte de Iñigo". "Podríamos hablar de una serie de responsabilidad en cascada, en la cual cada uno puede ser responsable de una cosa diferente. Eso es lo que estamos investigando y por lo que hemos pedido las pruebas", ha aclarado.

"Ocultar pruebas"

Por otro lado, Goirizelaia ha hecho a referencia "a otro elemento importante puesto de manifiesto por personas miembros de la Policía autónoma vasca" que han indicado que, "una vez de que terminó todo lo relativo al operativo y se dio alguien cuenta de lo que había pasado, se llevaron a cabo una serie de actividades de cara a intentar ocultar lo que verdaderamente había pasado en aquel callejón".

En concreto, se ha referido a una carta remitida por un ertzaina a un medio de comunicación en la que el agente afirma que "se dieron órdenes para recoger las pelotas y las escopetas o que desapareció, misteriosamente, un libro en el que se recoge quiénes son las personas que tiene la escopeta y las pelotas, como las recogen y entregan". "Se hizo algo, de alguna manera, para intentar dificultar la investigación", ha señalado Goirizelaia, para añadir que "esto es una cuestión que han puesto de manifiesto en el juzgado y han pedido también pruebas sobre ello".

Tras reconocer que la juez instructora del caso está haciendo una investigación "concienzuda", ha señalado que "lo que me importa e importa a la familia que represento no es que vaya rápido, sino que vaya bien, que analicemos e investiguemos todo". Por otro lado, ha remarcado que "sobre el hecho directo de la muerte, solo se puede acusar al que dio el pelotazo", aunque puede haber "otra serie de actuaciones que pueden ser penadas por otra razón". No obstante, ha insistido en que "lo importante de esta investigación es que alguien disparó y mato a una persona, y mi prioridad es saber quien fue la persona que efectuó el disparo que mató a Iñigo Cabacas".

Fotos

Vídeos