El 70% de las empresas del metal prevé mantener o aumentar su actividad en 2014

VASCO PRESSBILBAO

El 70% de las compañías de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM) cree que en 2014 mantendrá o incrementará su actividad. De hecho, un 25% de estas firmas prevé incrementos de ventas del 25%, tanto en España como en el exterior. El presidente de la FVEM, José Luis López Gil, y su gerente, Jaime Fernández Alcedo, han ofrecido una rueda de prensa para presentar el informe sobre la coyuntura económica del sector y las perspectivas para el próximo año.

Según los datos que han ofrecido, un 80% de las firmas asociadas mantendrá o incluso incrementará plantilla a lo largo del próximo ejercicio, mientras que el 20% restante tiene previsto reducir el número de empleados. A pesar de ello, desde la federación esperan que el proceso de destrucción de empleo en el sector haya "tocado fondo" y que se mantengan las empresas asociadas y la pérdida de puestos de trabajo, si es que se produce, sea "mínima", si bien han remarcado que el empleo no se recuperará en el corto plazo.

Con 900 firmas asociadas que dan trabajo a 30.000 personas, la FVEM es la mayor organización empresarial de la CAV. Su presidente ha reconocido que 2013 ha sido un "mal año" con poca actividad y cierres de empresas. En concreto, ha cifrado en 80 el número de asociadas que han tenido que echar la persiana durante el presente ejercicio, lo que se ha traducido en la pérdida de 1.500 empleos, algo menos de los que en un principio tenía previsto la propia federación.

Con respecto a la situación del conjunto del sector en Bizkaia, López Gil ha subrayado que desde 2008 ha perdido aproximadamente un 20% del empleo, pasando de unos 57.000 puestos de trabajo en el año 2008 a los actuales 46.000. Los datos de la encuesta realizada entre los asociados de la FVEM ponen de manifiesto que solo un 37% de las compañías tiene previsto acometer nuevas inversiones, fundamentalmente porque consideran que su capacidad productiva es alta y porque creen que el nivel de uso de la misma es bajo.

Debido a esta situación, únicamente una cuarta parte de las empresas del sector reconoce dificultades de financiación. La reducción de costes y la búsqueda de nuevos mercados son las estrategias en las que se centran la mayor parte de las empresas del metal de Bizkaia, que en su gran mayoría se muestran preocupadas por el impacto de los salarios en su competitividad. Además, las empresas se quejan de que el clima sindical está empeorando y creando más conflictividad en una situación en la que consideran necesario el consenso.

Precisamente, el presidente de la FVEM ha asegurado que tras el 7 de julio el 95% de las firmas han mantenido las condiciones de trabajo pese el decaimiento del convenio, y que lo ha hecho tanto para los contratos en vigor como para los nuevos. Así mismo, ha adelantado que el 91% de las empresas piensa seguir manteniendo esta política. Del 10% restante, una gran mayoría (80%) prevé cambios salariales, un 50% modificaciones de jornada y menos de un 40% otra serie de cambios. Desde la federación han subrayado que aunque la conflictividad impulsada por los sindicatos no está teniendo un impacto general en el sector, sí afecta gravemente en el caso de algunas empresas a las que podría abocar al cierre.

López Gil ha hecho hincapié en que la FVEM está abierta a negociar con los sindicatos en convenio sectorial provincial, si bien ha incidido en que hacen falta unas relaciones laborales "adaptadas a la realidad" actual. En este sentido, y aunque no ha querido precisar su plataforma, ha señalado que la federación preparará unas propuestas negociadoras "huyendo" de planteamientos que traen rigidez, pérdida de competitividad y cierres. Desde la FVEM, han recomendado a sus asociadas que mantengan las condiciones. No obstante, la federación aconsejará a las empresas que no puedan hacerlo sobre cómo llevar a cabo los retoques necesarios para su mantenimiento.