La familia de Sevilla intoxicada no recogía comida de la basura, según el Gobierno andaluz

Los allegados del matrimonio y sus dos hijas aclaran que la situación económica era mala, pero que los alimentos hallados en la casa habían sido comprados en un supermercado

EFESEVILLA
Una vecina se acerca a la puerta de la casa de los fallecidos./ R.R./
Una vecina se acerca a la puerta de la casa de los fallecidos./ R.R.

La familia intoxicada en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) atravesaba una "situación difícil pero no como para tener que recurrir a los contenedores". Así lo ha dicho la consejera andaluza de Salud, María José Sánchez Rubio, en la tarde de este lunes después de que se dispararan todas las alarmas al morir tres de sus integrantes por una supuesta intoxicación alimentaria. En un primer momento se rumoreó que podrían haber consumido productos caducados en la cena del viernes, lo que explicaría el cuadro de vómitos, náuseas y diarrea que presentaban cuando llamaron por primera vez a los servicios de emergencias.

Sin embargo, tanto el resto de sus familiares como las instituciones han desmentido este asunto. Aunque el matrimonio atravesaba una situación económica muy complicada, en su casa los alimentos que se han encontrado estaban en buen estado y habían sido comprados en tiendas, tal y como confirman los tickets encontrados, que ya están en manos de la Policía.

La consejera también ha comentado que aún no han concluido ni los análisis microbiológicos ni los toxicológicos de todas las muestras halladas en el domicilio. En cualquier caso, todas esas conclusiones están limitadas por el secreto judicial, al igual que el hecho de que se pudiera haber inmovilizado alguna partida alimentaria fuera del domicilio familiar, lo que la consejera no ha confirmado ni rechazado.

Sin embargo, Sánchez sí ha asegurado que, pese a que la alerta sanitaria sigue activada, el foco se limita al domicilio familiar y que tras las horas pasadas desde la madrugada del sábado se descarta otro episodio. Todas las investigaciones se centran en averiguar de qué "cosa muy potente, que da lugar a la muerte de tres personas" en pocas horas se trata. La dirigente también ha apuntado la posibilidad de que el origen de la intoxicación haya sido "un alimento o un producto mezclado con un alimento".

Primer diagnóstico: "toxifección alimentaria"

En la madrugada del sábado, la primera llamada efectuada desde el domicilio familiar fue a las 2.55 horas, cuando, a requerimiento de los afectados, un equipo de emergencias integrado por un médico, un enfermero y un conductor, les atendió por un cuadro de náuseas y vómitos propio de una "toxifección alimentaria" y les aconsejó que volvieran a llamarles si no mejoraban.

Así lo hicieron a las 9.09 del sábado, cuando otro equipo de emergencias encontró a la chica de 14 años en parada cardiorrespiratoria, y al padre y la madre, de 61 y 50 años, muy graves, por lo que decidieron pedir otros equipo y trasladarlos a todos al hospital, donde la mujer murió a las cinco de la tarde y el padre a las seis.

Sánchez, que también es consejera de Asuntos Sociales, ha confirmado que la familia tuvo acceso al salario social puntualmente en el 2010 y el 2011 y que el padre lo había demandado de nuevo en octubre, ya que en marzo le finalizaba la ayuda de 426 euros de la Renta Activa de Inserción.