Lady Gaga: "Fumaba 20 porros diarios"

Ahora la diva del pop se conforma con uno antes de dormir para relajarse porque "es muy duro ser famosa"

IÑAKI JUEZBILBAO
Lady Gaga tuvo que pedir ayuda. /Efe/
Lady Gaga tuvo que pedir ayuda. /Efe

Lady Gaga ya no tiene tantos malos humos. Es lo que se puede deducir tras conocerse que ya no es adicta a la marihuana. Así lo ha asegurado en el programa The Z100 Morning Show al mismo tiempo que confesaba haber llegado a fumar de "15 a 20 porros diarios". Casi nada. En comparación, el numerito de Miley Cyrus de dar caladas a un peta en directo durante la reciente gala de los EMAs parece una travesura de colegiala. En el caso de la diva del pop, afirmaba que consumía para aliviar el enorme estrés generado por su condición de estrella de la música. "Era como una forma de automedicación, porque es muy difícil ser famoso". Eso lo explica todo.

Para que quede claro, Lady Gaga no añadía a su drodependencia el horrible vicio del tabaco. "Solo fumaba porros". Ah, bueno, entonces no es algo tan grave. Los pitillos son los únicos a lo que parece no haberse enganchado porque durante la citada entrevista afirma haber experimentado con distintas drogas en los últimos siete años. «Llega un punto en que no puedes ir más lejos con una sustancia, así que me pasaba a otra». Una especie de oca a oca y tiro porque me toca de lo más adictivo. En el sentido literal de la palabra.

La estrella de la música se vio tan mal que pidió ayuda a Marina Abramovic, una amiga suya. "Vas a venir a mi casa, sin televisión, sin marihuana, sin comida, nada. Durante tres días, solo arte. Vas a alimentarte de arte". Desconocemos la clase de arte de la que se atiborró Lady Gaga para superar su mono, pero parece que no fue suficiente. "Ahora solo fumo un porro antes de dormir", afirma triunfal. Me da que el método de desentoxicación no ha sido demasiado exitoso que digamos, aunque le ha servido para no ingresar en un centro de rehabilitación, según sus propias palabras. De momento.