El ciclismo vasco no remonta: Ner Group también se echa atrás

Acusa a la Fundación Euskadi de romper un acuerdo para impulsar un equipo continental y Miguel Madariaga replica que no existe ningún tipo de pacto

IGOR BARCIABILBAO
Koldo Saratxaga, impulsor de Ner Group. A la derecha, Miguel Madariaga./
Koldo Saratxaga, impulsor de Ner Group. A la derecha, Miguel Madariaga.

El maltrecho ciclismo vasco encajó ayer otro duro golpe para su futuro. Después de recibir el soplo de ilusión a través de la empresa Ner Group, decidida a impusar un nuevo equipo que arrancara desde la categoría continental, anoche la asociación empresarial que dirige Koldo Saratxaga anunció a través de un comunicado la decisión de frenar su proyecto, y culpó de ello a Miguel Madariaga. «Ante la decisión de la Presidencia de la Fundación Euskadi de anular el acuerdo con Ner Group para coordinar el futuro de la Fundación (...), con Jon Odriozola como responsable deportivo, sentimos decepcionar a los muchísimos que nos han felicitado por el paso dado, pero solo nos queda respetar la decisión», anunció la nota impulsada desde el grupo de 21 compañías integradas bajo el ámbito de Saratxaga.

Así las cosas, el proyecto que iba a ver la luz con el objetivo de crear un equipo que tomara las riendas del ciclismo vasco tras la desaparición del Euskaltel y los problemas de la Fundación se ha mantenido en pie apenas una semana. Y es que desde la nota inicial, donde se anunciaban los planes de Ner Group, quedaron evidenciadas las diferencias de planteamiento entre el grupo de Saratxaga y Madariaga.

Los primeros aseguraron que su proyecto garantizaba la continuidad de la Fundación, que pasaba a ser coordinada por la propia Ner Group. El de Lemoniz, por su parte, quedó sorprendido por ese anuncio y desde el primer día dejó claro a este periódico que había dado su apoyo al nuevo equipo, pero sin que ello implicara la absorción de la fundación que dirige. «Apoyaremos este nuevo proyecto de equipo vasco, pero sin integrarnos. Seguiremos nuestro propio camino», aseguró el responsable del equipo Euskadi.

Sorpresa y negación

Anoche, Ner Group volvió a tomar la palabra y lo hizo para enterrar un proyecto que había devuelto el ánimo y la ilusión al deprimido ciclismo vasco, con un planteamiento de crecimiento desde la base del mundo profesional. Y en ese entierro, la asociación empresarial bajo el mando de Koldo Saratxaga señaló a un culpable, Miguel Madariaga. Según la empresa, el presidente de la Fundación anuló el acuerdo entre las partes, algo que éste, tras mostrar su sorpresa por el anuncio, negó de forma tajante. «Yo nunca llegué a un acuerdo con Saratxaga», replicó Madariaga en conversación con este periódico. Y fue más allá. «Emplazo a Ner Group a un encuentro ante los medios para que demuestre dónde está el acuerdo al que se refieren».

El presidente de la Fundación Euskadi dejó claro que «yo no me escondo nunca. Dejé claro desde el primer día que apoyaba la creación de un equipo porque siempre respaldaré todo lo que sea positivo para el ciclismo vasco, pero también dije que yo no iba a estar dentro. Nosotros tenemos nuestro propio camino».

Lo cierto es que, salvo giro de los acontecimientos, el nuevo equipo se quedará en una idea esperanzadora que, pese a dar sus primeros pasos, no verá la luz. En esta semana, Jon Odriozola ya había realizado contactos para perfilar una plantilla con corredores del Euskaltel como Garikoitz Bravo y Jon Aberasturi; del Euskadi, como Orbe y Larrinaga; y jóvenes que dieran el salto desde la categoría amateur hasta formar una plantilla de 14 o 15 corredores que arrancara desde la categoría mas baja del ciclismo profesional.

Un proyecto, al estilo del que creó hace 20 años Miguel Madariaga, que no saldrá a las carreteras tras la nota publicada anoche por Ner Group. Eso sí, la asociación de empresas bajo la dirección de Koldo Saratxaga expresó su deseo de «colaborar en un proyecto que tenga un claro objetivo social». De momento, el ciclismo vasco deberá seguir esperando a mejores tiempos.