Los rockeros discuten en Bilbao

El documental '160 metros: una historia del rock en Bizkaia' presenta hoy su tercer capítulo dedicado al Getxo Sound y sigue generando debate

ISABEL IBÁÑEZBILBAO
El grupo Help Me Devil toca hoy en la presentación del tercer capítulo./
El grupo Help Me Devil toca hoy en la presentación del tercer capítulo.

Esta sección que sale los jueves, '37 grados', dedicó en enero uno de sus espacios a la iniciativa de un grupo de gente de aquí volcado en la realización del documental '160 metros: una historia del rock en Bizkaia', título bastante esclarecedor a excepción de esa cifra que algunos no sabían interpretar pero que los padres de la criatura se apresuraron a explicar: la distancia que separa (o une) las dos orillas de la Ría a la altura del Puente Colgante. Una metáfora de cómo se ha ido desarrollando la movida musical en el Gran Bilbao desde los años 80, recorrido marcado por las diferencias entre esas dos riberas que se miraban la una a la otra unas veces por encima del hombro y otras con deseo. Tan antagónicas entonces, marcadas a fuego (y aquí generalizamos, sí) por el punk de Londres o el grunge de Seattle, pero tan parecidas... al menos por la lluvia que las bañaba a ambas y por la droga que diezmó a sus jóvenes. "A lo lejos se ve la otra orilla, man...", cantaban Los Enemigos.

Dos caminos que fueron poco a poco convergiendo conforme la sociedad iba cambiando y la capital-serpiente mudaba su piel década a década, diciendo lentamente adiós a ese cauce amarronado, a la grisura de sus edificios a juego con el cielo y a ese aire nostálgico que le otorgaba su historia siderúrgica. "Las diferencias entre Getxo o Barakatown siguen siendo ostensibles a pesar del envoltorio urbanístico. Y Bilbao o la Margen Izquierda, eran sucios y grises, pero las ciudades no las hacen los edificios, sino las personas", decía un lector en un comentario a aquel artículo titulado '¿Sueñan los rockeros con aquel Bilbao sucio y gris?'.

Todo este recorrido bañado en rock es lo que se ofrece en '160 metros', que esta noche en el Kafe Antzokia presenta su tercer capítulo, dedicado al Getxo Sound. La noticia es que el documental, con sus cinco entregas, se exhibirá completo como un largometraje de 77 minutos en noviembre en Zinebi. Tras un primer episodio de presentación y un segundo donde se abordaba el impacto que el punk tuvo en la margen izquierda con Eskorbuto a la cabeza, la entrega de hoy salta a la derecha, donde dejaron su huella El Inquilino Comunista, Lord Sickness, Los Clavos, Bonzos... Precisamente, en estas dos últimas bandas militó Juan Carlos Parlange, que esta noche actúa en la fiesta del Kafe Antzokia con su grupo actual, el trío Help Me Devil. Aquí están:

Esta iniciativa codirigida por Álvaro Fierro (periodista cultural) y Joseba Gorordo (director de los documentales 'Zu zara nagusia' y 'La Otxoa, viviendo sin complejos') y coproducido por Diego Urruchi y Raúl López (fundadores ambos de la web tv musical StereoZona) está generando debate en diversos foros entre las huestes rockeras del Gran Bilbao, especialmente sobre la dificultad evidente de colocar a todos los grupos de una orilla dentro de una corriente musical, asunto que se concreta en este comentario vertido en la página de facebook del proyecto: "Puta manía siempre kon lo mismo... En Astrabu, Erandio, Sani, Arangoiti... había y se hacía punk rock y era y es margen derecha y zona obrera...". Sí. Y al revés también, claro, ahí estaba sino La Secta, grupo fundado en 1988 con músicos de Bilbao y Santurtzi que más parecía de la otra ribera con sus temas en inglés. Pero se entiende que de algún modo hay que articular el discurso y sacar conclusiones pese a las generalizaciones. Y hay que agradecer el esfuerzo que supone intentar narrar una compleja historia que no debe perderse.

Gusta ver las imágenes de archivo donde muchos con la edad suficiente esperan o temen descubrirse bailando empapados en alcohol y sudor en algún momento ochentero para recordar (u olvidar...). Y si se es demasiado joven, siempre queda la posibilidad de divisar a alguien de la familia, como le pasó a una chica que dejó un comentario en la página de facebook de 160 metros asegurando haber visto a su padre en uno de los vídeos. Joseba Gorordo señala que "hay bastantes planos de gente bailando, bebiendo, pasándoselo bien... Queríamos reflejar el ambiente de una época en el que la escena de rock estaba en ebullición... En mi caso, a mí no me ha pasado eso de descubrirme en alguna imagen. Tenemos un concierto de Los Clavos en el Swans de Getxo a principios de los 90 y sí que me acuerdo de haber ido con un amigo, pero no salgo en ningún plano del público. Qué pena...".

Aquí puede verse el primer capítulo:

En la página de facebook funciona también el feedback entre creadores y espectadores. Como ejemplo, preguntaron si alguien conservaba un número de la revista 'New Musical Express' de 1993 donde uno de los miembros de Pavement lucía una camiseta del Inquilino Comunista. Ese mismo día recibieron la foto de parte de Jesús Aguilar. Porque los responsables del proyecto han pedido colaboración a cualquiera que tenga material de la época. Gorordo destaca "dos grandes fuentes, entre muchas otras, de catálogos personales. Por una parte, Álvaro Heras (autor de 'Lluvia, hierro y rocknroll'), que tiene mucha documentación sobre la historia del rock vizcaíno; y Txarli 'Zona Residual', que atesora vídeos y audios sobre todo del punk y de la margen izquierda. De lo mejor son unas imágenes inéditas de un concierto de Los Clavos y Cancer Moon en la Aste Nagusia de 1992, y una entrevista con Lord Sickness en Plentzia Telebista allá por el año 1993, cuando apenas habían grabado una maqueta. No podemos olvidar la documentación fotográfica de Javi Letamendia (batería de El Inquilino Comunista) que nos ha hecho llegar fotos de Sonic Youth y de The Breeders que hizo él mismo e incluso una en la que aparece él junto a Dave Grohl, líder de Foo Fighters y batería de Nirvana".

Como anécdota, los autores destacan el "archivo valiosísimo de un cineasta, Captain Zip, que documentó en Super 8 todo el comienzo del punk en Londres a finales de los 80, material inédito por estos lares que refleja la explosión de la música que tanta influencia tuvo aquí". "También nos han sorprendido unos vídeos del certamen Villa de Bilbao desde sus inicios donde aparecen algunos entrevistados en '160 metros' con pelo largo, pintas ochenteras... La gente se ha volcado en colaborar, y muchos han hecho verdaderos esfuerzos para encontrar tal o cual material, movilizando a su vez terceros. Nos ha sorprendido la implicación de la gente y también ver que antes muchos de ellos tenían pelo", comentan entre bromas (y veras). En cuanto a las imágenes de los cambios urbanísticos que trufan el documental y se intercalan con los contenidos musicales, los padres de '160 metros' han tirado especialmente del archivo de ETB.

Este es el segundo capítulo:

La tercera entrega cuenta con los testimonios de Iñigo Romera (Cancer Moon y Cujo) y Ricardo Andrade (Los Clavos y Cujo). También aparecen Javier Letamendia, de El inquilino Comunista, y el que fuera su manager, Unai Fresnedo, de Radiation Tours. Además, están Iñaki Elorriaga, del Aula de Cultura de Getxo; Fito Plaza, de Balium con B, asociación que funcionó en ese municipio hace 15 años y que organizó más de 200 conciertos, especialmente en la sala Gwendolyne de Algorta. Isabel Fernández, de Electrobikinis y Charades y ahora en Aries, Esti Hernández, de Goo Récords -sello desaparecido que editó varios discos a grupos de la zona-, y el cineasta Koldo Serra completan el recorrido que podrá verse hoy en el Kafe Antzokia a partir de las 20.30 horas. La entrada es gratuita, para gente de cualquier orilla.

Ver todos los artículos de 37 Grados.