Whatsapp seguirá siendo de pago

El fundador y CEO de Whatsapp, Jan Koum, asegura que "la política de empresa no ha cambiado" a pesar de los rumores

ELCORREO.COM

Whatsapp, el popular servicio de mensajería móvil, podría haber dado marcha atrás a su decisión de cobrar por la renovación de las licencias a los usuarios de Android. Aunque el precio era simbólico (0,78 euros), la presión de los miles de usuarios y la cada vez mayor competencia podría estar detrás de este cambio de postura, según dan por hecho varios medios. Muchos usuarios han asegurado que, pasados dos días tras expirar su licencia, el servicio ha vuelto a funcionar perfectamente.

Supuestamente, Whatsapp siempre ha sido de pago. Cuando uno accedía a Google Play recibía un aviso de que, tras un primer año sin coste alguno, el precio anual por seguir usándolo sería de 0,99 dólares (0,78 euros al cambio). Sin embargo, los millones de usuarios de teléfonos con este sistema operativo instalado seguían renovando su licencia y disfrutando sin que ese momento, el de pagar, llegase. Sin embargo, la compañía creada por Jam Koum y Brian Acton había decidido poner punto y final a estos 'privilegios' frente a los usuarios de otras plataformas como iOS de Apple, en la que un pago de 0.89 euros da derechos vitalicios; o a los de Blackberry y Windows Phone, que cada año han tenido que cumplir religiosamente con la cuota.

Muchos usuarios habían empezado a recibir un aviso de que su versión estaba apunto de caducar, invitándoles a renovarla. Si no lo hacían, uno dejaba de poder enviar mensajes, que tampoco recibía. Con tan solo tres simples pasos, los mismos que se hacen con cualquier otra compra en una tienda de aplicaciones, el asunto estaba solucionado. Ahora está la duda de saber si han declinado optar por el cobro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos